Una de las noches más gélidas en España en varias décadas

Las provincias de Teruel, Zaragoza, Cuenca, Ávila, Guadalajara y Segovia registraron mínimas de entre -25,4ºC y -16,2ºC

Captured by the Copernicus Sentinel-2 mission on 11 January 2021 at 12:14 CET, this image of Madrid in Spain appears to have been taken in black and white. In fact, it is a true-colour image – but the heaviest snowfall in 50 years has blanketed the region, turning the landscape white.

Storm Filomena hit Spain over the weekend, blanketing parts of the country in thick snow and leaving half of the country on red alert. Madrid, one of the worst affected areas, was brought to a standstill with the airport having to be closed, trains cancelled and roads blocked.
Imagen del satélite europeo Sentinel-2 de la gran nevada caída sobre MadridCopernicus Sentinel-2La Razón

En la madrugada del martes se registraron en España las temperaturas más frías de las últimas décadas. Así, los diez registros más fríos oscilaron entre los -25,4 ºC de Bello (Teruel) y los -16,2º de Salvacañete (Cuenca), de acuerdo con la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). No obstante, hay registros no oficiales que llegaron a los -33,6ºC, como el alcanzado en el término municipal de Checa (Guadalajara) y que superaría el récord oficial de nuestro país, que por ahora siguen siendo los -32 °C del Estany Gento del Pirineo Catalán.

La pasada madrugada fue «muy fría», confirmó el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, quien señaló que las heladas fueron generalizadas y se produjeron en «prácticamente toda la Península», excepto en algunas zonas del litoral, de modo que es posible que la noche del lunes al muertes fuese «una de las más frías en España en muchas décadas». Del Campo subrayó especialmente los valores registrados en la zona centro, ya que «en nada menos que ocho estaciones de capitales de provincia se bajó de -10ºC»: Madrid, Toledo, Teruel, Ávila, Cuenca, Albacete, Salamanca y Guadalajara.

La ola de frío que atravesamos tiene su origen en la propia Península Ibérica, debido a su orografía tan compleja, la superficie nevada, la inversión térmica y las altas presiones. Según Samuel Biener, experto de Meteored, las próximas noches serán también heladoras.

La nieve continuará cayendo en el sur las próximas jornadas, y poco a poco la masa de aire tan fría situada sobre la Península se irá retirando, declara el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, lo que contribuirá a que las temperaturas mínimas vayan subiendo. Sin embargo, puesto que aún queda mucha nieve «hoypueden volver a bajar de -10ºC en el centro y mitad oriental de -5ºC en el interior». Por este motivo hay aviso en 33 provincias por temperaturas gélidas. Las temperaturas nocturnas tan bajas podrían persistir hasta el fin de semana, aunque no serán tan generalizadas ni tan intensas, pero sí «frío riguroso, de pleno invierno».