Un año después, el equipo de la OMS llega a Wuhan para investigar el origen de la pandemia

China ha negado la entrada a dos investigadores después de que ambos dieran positivo en las pruebas de anticuerpos

Un grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha llegado este jueves a la ciudad china de Wuhan, para investigar el origen del coronavirus, cuya pandemia ha dejado ya más de 92 millones de contagios por todo el mundo, y de cuya presencia en el país asiático se tiene constancia desde finales de diciembre de 2019.

De esta manera, el equipo, trabajará en colaboración con científicos chinos, y juntos “redoblarán el esfuerzo colectivo de ambas partes a fin de entender mejor el virus y evitar con más eficacia la propagación de la contagiosa enfermedad en el futuro”, han asegurado las autoridades chinas.

El canal de televisión CGTN ha retransmitido en directo la llegada de los funcionarios de la OMS al aeropuerto de Wuhan desde Singapur, donde les esperaban diversas ambulancias y personal sanitario con equipos de protección. Tras su llegada, los investigadores pasarán dos semanas de cuarentena.

La misión, “prioritaria” para la OMS, está formada por científicos de diversas organizaciones internacionales provenientes de EE. UU., Japón, Rusia, Reino Unido, Países Bajos, Dinamarca, Australia, Vietnam, Alemania y Catar.

China ha negado la entrada a dos miembros del equipo después de que ambos dieran positivo en las pruebas de anticuerpos para detectar la enfermedad, informa Reuters del Wall Street Journal.

Los funcionarios chinos impidieron que estas personas embarcara en el avión a la ciudad de Wuhan después de que dieron positivo en las pruebas de serología en sangre durante el tránsito en Singapur. “Los requisitos de control de prevención de epidemias relevantes se aplicarán estrictamente”, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, en una rueda de prensa, cuando se le preguntó sobre esta cuestión.

El grupo está formado por expertos de Alemania, Australia, Qatar, Dinamarca, Estados Unidos, Japón, Países Bajos, Reino Unido, Rusia y Vietnam.
El grupo está formado por expertos de Alemania, Australia, Qatar, Dinamarca, Estados Unidos, Japón, Países Bajos, Reino Unido, Rusia y Vietnam.THOMAS PETERREUTERS

La llegada del equipo causó polémica en las últimas semanas después de que el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmase estar “muy decepcionado” por las trabas que Pekín estaba poniendo a la misión, aunque las autoridades chinas negaron estar poniendo impedimentos.

El etíope había elogiado continuamente a Pekín por su colaboración en la pandemia a lo largo de 2020, algo que le valió duras críticas en Occidente, especialmente por parte de Estados Unidos, cuyo Gobierno ha acusado repetidamente a China de ser la culpable de la propagación mundial del coronavirus.

El objetivo de la misión es encontrar el posible origen animal del SARS-CoV-2 y sus canales de transmisión al ser humano; pese a que la teoría inicial es que se propagó a través de un mercado de productos frescos y animales en Wuhan, la prensa oficial china ha impulsado en los últimos meses una narrativa alternativa que asegura que ese brote se podría deber a alimentos congelados procedentes de otros países.

En ese sentido, la agencia estatal Xinhua se apresuró hoy a defender la “buena predisposición” del país respecto a este viaje: “China apoya una investigación científica y basada en los hechos”, indica el medio en un editorial publicado este jueves.

El pasado martes, el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Michael Ryan, señaló que el equipo de científicos “no busca culpables” sino simplemente pretende encontrar soluciones científicas.

“Se trata de entender el origen del coronavirus no de encontrar culpables, queremos las respuestas científicas de la relación humano-animal. Esto no es algo nuevo, por muchos años lo hemos visto con la pandemia de la gripe, acabamos de terminar de luchar con el ébola, se trata de enfermedades emergentes que rompen la barrera entre animales y humanos y causan devastación”, apuntó Ryan.

Aunque expertos de la OMS ya visitaron China con este propósito en febrero y julio del año pasado -sin que trascendieran demasiados detalles-, la organización de esta misión se ha demorado durante meses y ha estado rodeada de secretismo, tanto por parte de ese organismo como de las autoridades chinas.