La extraña muerte de 23 ancianos tras recibir la vacuna de Pfizer

Noruega vincula al menos 13 de los fallecimientos a los efectos adversos del suero

Una enfermera vacuna a la primera persona en Noruega, un hombre de 67 años
Una enfermera vacuna a la primera persona en Noruega, un hombre de 67 añosFredrik HagenEFE

El Gobierno noruego está investigando la muerte de 23 personas días después de que recibieran la primera de las dosis de la vacuna de Pfizer. En 13 de los casos, el Instituto Nacional de Salud Pública y la Agencia del Medicamento del país nórdico apuntan que los efectos secundarios de la vacuna podrían haber provocado reacciones graves.

Como informó este periódico el pasado mes de diciembre, entre los efectos más frecuentes que puede provocar este producto figuran el dolor en el lugar de la inyección (84%), fatiga o sensación de cansancio (63%), dolor de cabeza (55%), mialgias (38%), escalofríos (32%), artalgias (24%) y fiebre (14%), aunque suelen darse con una intensidad moderada o leve y desaparecen a los pocos días de la administración del suero. También se ha detectado una mayor frecuencia de lifadenopatía en vacunados frente al grupo placebo.

Los fallecidos en Noruega eran personas mayores de 75 con patologías muy graves, según publica Bloomberg. Hasta el viernes, Noruega había administrado 33.000 vacunas, todas ellas fabricadas por la multinacional Pfizer.