Prueban un medicamento que proporcionaría inmunidad inmediata contra la Covid-19 tras la exposición al virus

El tratamiento se podría administrar en centros de atención primaria después de un resultado positivo en el test de coronavirus

El coronavirus al microscopio
El coronavirus al microscopioNIAID NIAID

La multinacional de hemoderivados Grifols ha iniciado un ensayo clínico en España con un nuevo medicamento que podría proporcionar inmunidad inmediata contra la Covid-19 tras la exposición al virus.

El fármaco, que tiene como base la inmunoglobulina Gamunex-C y contiene anticuerpos policlonales anti-SARS-CoV-2 obtenidos de donantes de plasma que han superado la enfermedad, proporcionaría una protección de efecto inmediato postexposición al virus.

El medicamento se podría utilizar para proteger a personas mayores y personal sanitario, así como a pacientes inmunodeficientes en los que la vacunación esté contraindicada, ha informado este lunes la compañía de hemoderivados. También contribuiría a ayudar a contener brotes en lugares donde no se haya iniciado la vacunación o ésta no haya sido completada.

Según Grifols, el tratamiento se podría administrar en centros de atención primaria tras un resultado positivo en test para Covid-19, evitando así los ingresos hospitalarios por progresión de la enfermedad y complementando a la vacuna en la fase temprana tras la vacunación.

La prueba, cuyo inicio se prevé para febrero y se esperan resultados en primavera, está liderada por los investigadores Oriol Mitjà y Bonaventura Clotet, del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona).

Ensayo con 800 individuos asintomáticos

En el ensayo participarán alrededor de 800 individuos asintomáticos y positivos de SARS-CoV-2 en test diagnóstico, a quienes se les administrará por vía subcutánea la inmunoglobulina de Grifols rica en anticuerpos frente al virus.

La inmunoglobulina de Grifols, Gamunex-C, en su forma para administración intravenosa, intramuscular o subcutánea “ha demostrado seguridad y eficacia en la prevención de diversas enfermedades infecciosas” en pacientes inmunodeficientes y se utiliza desde hace más de 15 años con este fin.

Mitjà ha señalado que este tratamiento con las inmunoglobulinas como base “proporcionaría una combinación de anticuerpos policlonales que, frente a los monoclonales, presentan una mayor diversidad que podría mejorar la capacidad de protección frente al virus”.