España revenderá 30.000 dosis de la vacuna contra la Covid-19 a Andorra

Sanidad cierra una acuerdo con el Principado en plena ralentización de la producción por parte de Pfizer

Vacunación de personal sanitario en el Centro de atención primaria Manso, de Barcelona
Vacunación de personal sanitario en el Centro de atención primaria Manso, de BarcelonaMarta PerezEFE

El Ministerio de Sanidad ha llegado a un acuerdo con el Gobierno de Andorra para la “reventa” de 30.000 vacunas de Pfizer/Biontech en el marco de la campaña de inmunización iniciada para frenar la pandemia de Covid-19. El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica la resolución que da pie a dicho acuerdo, suscrito por el todavía ministro de Sanidad, Salvador Illa, y su homólogo andorrano, Joan Martínez Benazet. En ella se recuerda que entre los países que se consideró que debían poder beneficiarse en primera instancia de este esfuerzo por obtener dosis se encontraban los del Espacio Económico Europeo y los pequeños países situados en el corazón de la Unión Europea, entre los que figura Andorra, y que dependen enteramente de la cadena de suministro de los estados vecinos para la provisión de medicamentos.

“En concreto, y tras las correspondientes negociaciones, se acordó que los países desde los que se sirven habitualmente de medicamentos y productos sanitarios a los pequeños países europeos serían responsables de destinar parte de sus dosis asignadas a los mismos”, subraya el texto. La resolución explica que en el caso del Principado de Andorra se acordó que España facilitase una parte de las dosis asignadas de vacunas de la compañía Pfizer/BioNTech”, y remarca el acuerdo de adquisición anticipada firmado por la Comisión Europa con los estados reconoce el derecho de estos “a revender las dosis de vacuna a terceros países que las necesiten, contribuyendo así a un acceso mundial y equitativo a la vacuna en todo el mundo”.

Dicha resolución se publica en un momento en el que empieza ya a haber carestía de dosis en España por el parón de producción realizado por Pfizer para poder fabricar un número mayor en el futuro. Varias autonomías han mostrado ya su malestar por el bajo número de vacunas que les está llegando del Gobierno.