Bruselas urge a los Veintisiete a vacunar al 70% de la población europea para el verano

Pide incrementar la secuenciación del genoma para detectar nuevas cepas

El aeropuerto de Bruselas-Zaventem, uno de los principales centros distribución de las vacunas contra la Covid-19
El aeropuerto de Bruselas-Zaventem, uno de los principales centros distribución de las vacunas contra la Covid-19EFE

Ante el incremento vertiginoso de casos por coronavirus en muchos países europeos, el ejecutivo comunitario cree que aún es posible evitar una tercera ola. Entre las baterías de medidas propuestas, Bruselas apremió ayer a los Estados europeos a incrementar el ritmo de vacunación. La Comisión pretende que el 80% de las personas mayores de 80 años y del personal sanitario esté inmunizado contra el coronavirus “como muy tarde en marzo” y que el 70% del total de la población adulta haya recibido la vacuna el próximo verano, como fecha tope.

Se espera que estas metas propuestas por la Comisión Europea sean discutidas en la cumbre de mañana de los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete y que se celebrará de manera telemática. A pesar de que la campaña de vacunación comenzó de manera simultánea en todos los países europeos el pasado día 27de diciembre, la lentitud ha sido la nota dominante en muchos Estados. Aunque Bruselas recuerda que la logística de la distribución depende de las autoridades nacionales, en los último días el laboratorio Pfizer ha reducido la entrega de sus vacunas por problemas en la producción. El Ejecutivo comunitario se comprometió ayer a exigir a las empresas farmacéuticas que aumenten su ritmo en la fabricación de los antídotos y que ofrezcan un calendario “claro y transparente” sobre el reparto. De momento, las autoridades comunitarias tan sólo han dado luz verde a la comercialización de dos vacunas -Pfizer y Moderna-, pero se espera que el próximo 29 de enero la Agencia Europea del Medicamento avale el antídoto desarrollado por Astrazeneca en colaboración con la Universidad de Oxford.

Entre las medidas para poner coto a los contagios, Bruselas también recomienda desaconsejar los viajes no considerados “esenciales” y mantener las restricciones para las personas provenientes de zonas con alta incidencia, sobre todo la realización de test. Además, la Comisión Europea pide a los Estados que incrementen el número de test de antígenos y adapten sus estrategias de pruebas a las nuevas cepas detectadas. Bruselas recomienda realizar la secuenciación del genoma a, al menos el 5% de los resultados positivos, preferentemente el 10, con el objetivo de detectar nuevas mutaciones del virus lo antes posible. La Comisión Europea critica que muchos países europeos están analizando menos del 1% de las muestras.

“Se deben acelerar las vacunaciones en los países europeos y los test y secuenciación ser incrementados. Así es cómo podemos asegurarnos de que dejamos esta crisis atrás lo antes posible”, declaró ayer la comisaria de Salud, Stella Kyriakides.

“El surgimiento de nuevas variantes del virus y los incrementos sustanciales de casos no nos deja margen para la complacencia. Ahora más que nunca debemos renovar nuestra determinación en Europa para actuar juntos con unidad, coordinación y vigilancia”, aseguró ayer el vicepresidente Margaritis Schinas.