El País Vasco confina todos los municipios y reduce los grupos a un máximo de 4 personas

Las medidas entrarán en vigor a partir de este lunes. Mantiene los horarios comerciales pese a su intención inicial de echar el cierre a las 19.00 horas

Efectivos de la Ertzaintza durante uno de los controles de movilidad montados en una de las salidas de Bilbao tras entrar la capital vizcaína
Efectivos de la Ertzaintza durante uno de los controles de movilidad montados en una de las salidas de Bilbao tras entrar la capital vizcaínaMiguel ToñaEFE

El País Vasco volverá a confinar todos sus municipios desde el próximo lunes, 25 de enero, y reducirá los encuentros sociales a un máximo de cuatro personas, dos menos que las permitidas hasta el momento.

El consejo asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI), presidido por el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha tomado este viernes estas decisiones ante la evolución de la pandemia, que coloca al País Vasco en una situación de “extrema gravedad”, y después de la negativa del Ministerio de Sanidad a ampliar el toque de queda tal y como pedían varias comunidades, entre ellas la vasca.

Los ciudadanos vascos no podrán entrar ni salir del municipio de residencia, salvo para las actividades permitidas como acudir al puesto de trabajo. Actualmente están confinadas las localidades con una incidencia superior a los 500 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, restricción que se extiende a todos los municipios a partir de este próximo lunes.

Las nuevas medidas también afectan a los encuentros sociales, que se limitan a un máximo de cuatro personas, salvo convivientes, en lugar de las seis decretadas hasta el momento.

No se adelantará, sin embargo, el cierre de los establecimientos y el cese de actividades a las 19.00, una de las propuestas que ha estado sobre la mesa en la reunión de este viernes, pero que finalmente no ha salido adelante