Bruselas establece un criterio que aísla a casi toda España

La Comisión propone restringir los viajes en las zonas con más de 500 casos por coronavirus por 100.000 habitantes.

Thumbnail

El ejecutivo comunitario ha recomendado esta mañana que las regiones europeas más afectadas por el coronavirus queden aisladas del resto del territorio comunitario y los viajes permitidos sean tan sólo aquellos considerados esenciales. Bruselas ha creado una nueva categoría rojo oscuro para aquellas regiones con una incidencia acumulada en los últimos 14 días de 500 casos por 100.000 habitantes.

Según el último informe publicado por el ministerio de Sanidad, tan sólo Canarias, Cantabria, Asturias, Navarra y País Vasco se encuentran por debajo de este umbral y muchas comunidades autónomas superan holgadamente esta cifra. Algunas incluso duplican o triplican este nuevo parámetro fijado por las autoridades europeas. Según los últimos datos, Extremadura tiene una incidencia de 1.448 casos. Le siguen muy de cerca Murcia (1.332), Comunidad Valenciana (1.245), Castilla y León (1.215), La Rioja (1.208) y Castilla-La Mancha (1.158). La media española supera los 800 casos.

Con esta iniciativa en pos de endurecer los viajes dentro del territorio comunitario, Bruselas pretende preservar la integridad del espacio Schengen y evitar un cierre indiscriminado y caótico de las fronteras internas europeas, como el sucedido durante la primera oleada de la pandemia en el mes de marzo. Este efecto dominó puso en peligro el suministro de medicamentos y bienes de primera necesidad y obligo a las autoridades europeas a la puesta en marcha de una serie de “corredores verdes” para facilitar el trabajo de los transportistas. Esta respuesta del sálvese quién pueda recordó a momentos de gran tensión entre los Estados miembros como la crisis de refugiados de 2015.

En la propuesta desvelada hoy, Bruselas recomienda que los viajeros que se desplacen de esta zona de alto riesgo sean obligados a un test PCR previo antes de viajar a cualquier otro país europeo y que una vez lleguen a su destino deban guardar cuarentena. Ahora esta iniciativa debe ser examinada por los Estados miembros, que no están obligados de manera vinculante a respetar esta recomendación.

A pesar de esto, la iniciativa del ejecutivo comunitario coincide con los anuncios de varios países europeos en pos de endurecer los desplazamientos no considerados no esenciales. Bélgica incluso ha ido mucho más allá de lo recomendado por Bruselas y ha decidido prohibir todos los viajes turísticos hasta el 1 de marzo, lo que incluye a las comunidades autónomas españolas con una incidencia por debajo de los 500 casos por 100.000 habitantes. Alemania también ha incluido a nuestro país en la lista de territorios considerados de “alto riesgo”, las zonas en las que el número de contagios por cada 100.000 habitantes supera las 50 infecciones en 7 días. Para estas áreas, es necesario es necesario un test PCR previo para entrar en el país desde el pasado domingo.