Galicia comienza a hacer test anales para detectar la Covid a pacientes “con poca colaboración”

Esta técnica también se emplea para diagnosticar a los pacientes más graves o recién nacidos

Laboratorio del Hospital Gregorio Marañón, donde se han realizado más PCR de todo Madrid.
Laboratorio del Hospital Gregorio Marañón, donde se han realizado más PCR de todo Madrid.CIPRI PASTRANO DELGADOMadrid

Hace unos días se conocía que China estaba realizado test anales a sus ciudadanos para detectar el posible contagio de Covid-19, unas pruebas que serían más eficaces que las PCR.

Algunos expertos, como Li Tongzeng, médico jefe del Hospital You’an de Beijing, mantienen que esta técnica es más precisa que otros usadas hasta ahora. “Aumentan la tasa de detección de personas infectadas porque el coronavirus permanece más tiempo en el ano o las heces que en las vías respiratorias”, explica el doctor.

Pues bien, ya se sabe que los primeros test anales han comenzado a realizarse en España, concretamente en Galicia. Así lo ha confirmado la Corporación Radio e Televisión de Galicia que indica que estos test se están utilizando solo en los pacientes más graves. El Sevicio Gallego de Salud (Sergas) se reserva esta técnica para detectar casos de Covid-19 en personas hospitazadas graves con “alto compromiso de la vía aérea”, recién nacidos o en pacientes con “poca colaboración” o en “situación de agitación”, según han confirmado fuentes de la Consellería de Sanidade a Europa Press.

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) realiza, entre otras pruebas para detectar casos de Covid-19, test por vía rectal que reserva para personas hospitalizadas graves con “alto compromiso de la vía aérea”, así como en recién nacidos o en pacientes con “poca colaboración” o en “situación de agitación”.

Estas pruebas se realizan insertando el hisopo o bastoncillo en el ano, a unos tres o cinco centímetros de profundidad y rotándolo suavemente. Al sacarlo se introduce en el tubo de muestreo que contiene una solución de conservación de virus y se envía a laboratorio, para determinar la presencia del SARS-COV-2 en el tracto rectal. De momento, no está previsto el uso masivo de este tipo de test en nuestro país.

Un sanitario chino mostraba el procedimiento en un vídeo que se ha hecho viral en redes sociales.

Polémica

Pero su uso no está exento de polémica Las ciudades chinas de Pekín y Qingdao incluyeron la semana pasada estas pruebas anales entre los requisitos para las personas que lleguen desde el extranjero, según informó el diario estatal Global Times.

Este procedimiento ya había sido empleadas en Shanghái (este) a principios de 2020 como uno de los estándares para autorizar las altas a pacientes de Covid hospitalizados, aunque tras un tiempo las dejó de lado.

En las redes sociales chinas algunos usuarios criticaron la medida y se preguntan si realmente es necesaria teniendo en cuenta que los métodos más comunes han demostrado ser efectivos.

Una persona a la que hicieron un test anal lo describió como “extraño” en declaraciones al diario local Beijing News: “Te quitas los pantalones, te recuestas sobre la cama y sientes cómo te introducen los hisopos de algodón en el ano dos veces y los giran. Lleva como 10 segundos en cada ocasión”.