Salud

Otra sociedad científica exige disculpas para los médicos al juez que abrió los bares en el País Vasco

Los médicos generales se suman al Consejo General en las protestas contra el magistrado

Una médico atiende a un paciente en una imagen de archivo
Una médico atiende a un paciente en una imagen de archivo FOTO: CONSULTA MEDICA ATIENDE PACIENTE CONSULTA MEDICA ATIENDE PACIENTE

La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) se ha sumado a otras organizaciones representativas de los facultativos en sus críticas al juez Luis Ángel Garrido, el presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que ha decidido abrir los bares en esta comunidad. En un comunicado, la SEMG le ha exigido que pida disculpas públicamente a todos los médicos de familia, así como a los epidemiólogos, por sus “desafortunadas” declaraciones en una tertulia de Radio Popular de Bilbao, donde afirmó: “Eso son virólogos, no epidemiólogos, cuidado. El epidemiólogo es un médico de cabecera que ha hecho un cursillo”.

Según esta sociedad científica, el magistrado “debe pedir disculpas por verter opiniones, desde su posición de privilegio y preponderancia social, basadas en el desconocimiento y en el prejuicio hacia los citados profesionales, que son el eje en nuestro Sistema Nacional de Salud (SNS). No es de recibo que un juez, que tiene que basar sus dictámenes profesionales en evidencias, emita juicios de valor dirigidos al público general desde la ignorancia, sin pensar en la responsabilidad social que debe acompañar a todas sus intervenciones profesionales y públicas. Es una irresponsabilidad por la cual debe pedir disculpas para preservar su crédito profesional, que sin duda se ve resentido con estos comportamientos”.

“Además, estas afirmaciones llegan en un momento en el que los profesionales del primer nivel asistencial están exhaustos y agotados después de haber pasado tres olas de la pandemia como muro de contención, sin los recursos necesarios, sin reconocimiento alguno ni por parte de los políticos y ahora de los propios ciudadanos, que no acaban de comprender los nuevos modelos de atención que se han tenido que implantar forzosamente”, subrayan en un comunicado.