Homologadas tras meses las mascarillas transparentes

Consumo por fin establece sus requisitos necesarios, así como la composición y venta de las higiénicas, las más utilizadas

Marcos Lechet ha luchado por conseguir la homologación de mascarillas transparentes
Marcos Lechet ha luchado por conseguir la homologación de mascarillas transparentesTwitterLa Razón

«Estoy muy contento y feliz por tantas personas sordas y con autismo y otras muchas que por fin podrán salir de este doble confinamiento comunicativo». Así mostraba a LA RAZÓN su alegría Marcos Lechet, sordo desde los 5 años y que inició una campaña de recogida de firmas en change.org/MascarillasAccesibles motivado en que desde hacía muchos meses «todo el mundo a mi alrededor lleva mascarilla, ya no puedo leer los labios y me siento «aislado» e «incomunicado». Solicitaba homologar las mascarillas transparentes o con ventana transparente.

El pasado 3 de septiembre entregó en el Ministerio de Sanidad las 70.000 firmas que había recogido hasta la fecha –ahora eran 100.000– y logró reunirse con los ministros de Sanidad y Consumo, Alberto Garzón, a quien solicitó la inclusión de las mascarillas transparentes en la próxima regulación de mascarillas. Y ayer le confirmaron que hoy aparecerá en el BOE una orden en la que por primera vez se regulan las mascarillas que permiten la lectura labial. «Ha sido una lucha intensa de meses, día tras día, pero por fin lo logramos. Me alegro por el millón de personas sordas que, según el INE, hay en España, ero también es para las personas autistas, para los mayores».

También ayer la Organización Mundial de Comercio (OMC) y la UE han dado luz verde a la orden ministerial española para endurecer los requisitos en la venta de mascarillas higiénicas, que el ministro de Consumo, Alberto Garzón, firmó ayer. Como ya adelantó este periódico el pasado 27 de noviembre, acota los conceptos de mascarillas higiénica, accesorio de mascarillas o filtro. De este modo, treinta días después de su entrada en vigor, solo podrán ser comercializadas como mascarillas higiénicas las testadas por un laboratorio acreditado. Además, el Gobierno aprobará un nuevo modelo combinado de materiales que permite la lectura labial y garantiza la protección real frente al SARS-CoV-2. La sanción máxima para los laboratorios que incumplan la orden implicará su cierre durante cinco años.

Según el ministerio, y recoge Ep, la actual adaptación de la industria nacional, que cuenta con capacidad para cubrir cerca del 90% de la demanda, así como la labor de vigilancia de mercado llevada a cabo al efecto, y las nuevas variedades de mascarillas y accesorios puestos en el mercado, hacen necesario promulgar la nueva orden para ampliar las exigencias de este tipo de productos con el fin de garantizar la seguridad de los consumidores sin síntomas de coronavirus y que no están en contacto con personas enfermas.

La norma recoge por primera vez la definición de mascarilla higiénica: «Todo aquel producto tanto reutilizable (que puede lavarse o higienizarse) como no reutilizable (de un solo uso), con o sin accesorios, diseñado para cubrir boca, nariz y mentón, dotado de un sistema de sujeción normalmente a la cabeza o a las orejas, cuyo uso previsto es minimizar la proyección de las gotas respiratorias, que contienen saliva, esputos o secreciones respiratorias cuando el usuario habla, tose o estornuda, pudiendo también limitar la penetración en el área nasal y bucal del usuario.