Lorenzo abandona la UCI tras un mes en coma: “La familia del hospital me ha salvado la vida”

Este hombre de 50 años ingresó en el servicio de Urgencias del Severo Ochoa el 16 de enero con síntomas de neumonía bilateral a pesar de no tener patologías previas

El encuentro entre Lorenzo Vania y el doctor Luis Izquierdo
El encuentro entre Lorenzo Vania y el doctor Luis IzquierdoHospital Severo Ochoa

Lorenzo Vania, de 50 años, es uno de los muchos pacientes atendidos por la covid en el servicio de Urgencias del Severo Ochoa en los últimos meses. Ha logrado vencer al coronavirus tras casi un mes en coma en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital.

Su historia se hizo viral cuando uno de los médicos del complejo leganense, Luis Díaz Izquierdo, presentó su caso en redes sociales sin desvelar su identidad.

Lorenzo Vania Hancu, de origen rumano, ingresó en Urgencias el 16 de enero de este año con síntomas de neumonía bilateral. Los antecedentes clínicos ponían de manifiesto que carecía de patologías previas y de hipertensión, y que no era diabético ni fumador.

Tres días antes de su ingreso en UCI había tenido sintomatología catarral y había dado positivo en un test de antígenos.

Síntomas

Ingresó con “gran dificultad para respirar y dolor torácico”. Apenas podía expresarse. Presentaba labios de color morado, cianóticos. La radiografía que le hicieron confirmó que tenía neumonía bilateral, momentos “muy difíciles”, dice el doctor. El hombre tuvo que ingresar de urgencia en UCI y su pronóstico era muy complicado.

Luis Díaz contó ese día en redes sociales el caso de Lorenzo. La historia se viralizó en pocas horas, con mensajes de fuerza y de ánimo para Lorenzo y con palabras de agradecimiento a los profesionales sanitarios y no sanitarios del complejo leganense en su lucha contra la Covid.

Casi un mes después, la historia llega a su final feliz. Según fuentes del Severo Ochoa, hace una semana, los profesionales que le atendieron en la UCI pudieron certificar su mejoría y le dieron el alta.

Ahora, Lorenzo se recupera de las secuelas de la enfermedad y el doctor Díaz Izquierdo ha podido visitarle en su habitación de la Planta 3C de hospitalización. El encuentro entre ambos, muy emotivo, traslada un mensaje de esperanza “ante una enfermedad de la que cada vez sabemos más”. Ep