Reino Unido vacunará antes de agosto a todos los adultos

Usará una sola dosis dando prioridad a los mayores de 50 años y a los que presentan otros problemas de salud subyacentes

Thumbnail

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha ofrecido a todos los adultos británicos recibir la vacuna contra el coronavirus antes de finales de julio. «Nos hemos propuesto ofrecer una vacuna a todos los adultos para finales de julio, lo que nos ayudará a proteger antes a los más vulnerables, y tomaremos más medidas para aliviar algunas de las restricciones vigentes», avanzó.

Más de 17 millones de personas en Gran Bretaña han recibido hasta ahora su primera dosis de la vacuna, casi uno de cada tres adultos. El Gobierno busca acelerar el plan de vacunación por lo que, en primer lugar, ofrecerá una vacuna antes del 15 de abril a los adultos mayores de 50 años y a los que tienen problemas de salud subyacentes. Johnson ha mencionado que el plan de aceleración de la vacuna permitirá suavizar algunas de las estrictas medidas, aunque ha añadido que «la ruta para salir del bloqueo será cautelosa y escalonada».

El primer ministro también se ha comprometido a donar los excedentes de vacunas a los países más pobres. Y es que la Organización Mundial del Comercio (OMC) le había instado a que empezase a donar las vacunas a los países más pobres en lugar de esperar a que haya un excedente, afirmando que «el acceso equitativo interesa tanto a los países ricos como a los pobres».

Italia, misma estrategia

El primer ministro de Italia, Mario Draghi, seguirá los pasos de Johnson. Hoy anunciará la aceleración de la campaña de vacunación con un modelo inspirado precisamente en Reino Unido, recoge el diario «La Stampa». El Consejo de Ministros se reunirá para proceder con una campaña de vacunación contra la covid masiva que use todas las dosis disponibles, sin reservar ninguna para la necesaria segunda inyección. Un dato a favor es que Pfizer ya presenta una eficacia del 85% con su primera dosis.

Para acelerar la campaña de vacunación, Italia podría considerar el uso de todas las ubicaciones posibles, públicas y privadas, incluidas las estaciones de tren y las áreas de estacionamiento, ha informado por su parte, también ayer, el «Corriere della Sera».

Según el periódico, la reunión de gabinete del lunes también planteará si amplía más allá del 5 de marzo la prohibición del movimiento de personas entre regiones, una restricción que expira el próximo jueves.

Una ayuda ofrecida es la del presidente de la patronal Confindustria, Carlo Bonomi, que pone a disposición de la sanidad las fábricas para avanzar en el plan de vacunación. Calcula que se podría inmunizar a 12 millones de personas, entre empleados y sus familias, si hay dosis suficientes. Bonomi sostiene que los empleados de las empresas que representa Confindustria son cerca de 5,5 millones y que si se considera «2,3 componentes por núcleo familiar», sería posible «vacunar a más de 12 millones».

Hay que recordar que en España, Foment del Treball se puso a disposición de la Consejería de Salud de Cataluña para iniciar un proceso de vacunación rápida ante la pandemia. La propuesta de Foment planteaba que, cuando hubiera stocks de vacunas y siempre con la supervisión de la Consejería de Salud, los servicios médicos propios de las grandes compañías colaborasen activamente con ese Departamento.