Policías españoles han recibido el lote bajo sospecha de la vacuna AstraZeneca

El lote ABV5300 contra la covid fue suministrado a miembros de algunas Unidades de Intervención Policial (UIP) y a agentes de varias comisarías madrileñas, según denuncia un sindicato policial

La Policía Nacional vacuna a sus agentes contra la COVID-19, con AstraZeneca
La Policía Nacional vacuna a sus agentes contra la COVID-19, con AstraZenecaPOLICÍA NACIONAL POLICÍA NACIONAL

Tras la notificación de Dinamarca de «casos graves de trombos» y la reacción en cadena de otros ocho países europeos, Noruega e Islandia decidieron suspender también su administración al registrar casos semejantes. Austria e Italia, por su parte cancelaban la distribución y administración, de manera preventiva, del lote ABV5300 después de que recibieran dos notificaciones de acontecimientos adversos graves. Ante estos episodios, Estonia, Letonia, Lituania y Luxemburgo decidieron curarse en salud y no inyectar AstraZeneca durante al menos dos semanas.

Y es precisamente ese lote, el ABV5300 el que provoca polémica en nuestro país. Según notifica el sindicato UFP de la Policía, ese es el lote que se ha suministrado a los compañeros de algunas Unidades de Intervención Policial (U.I.P.), así como a otros agentes pertenecientes a comisarías madrileñas.

Por ese motivo, desde este sindicato policial solicitan que, “en el caso de que queden vacunas referenciadas con este lote, se comunique al Ministerio de Sanidad para dejar de administrarlas”. Asimismo, exigen información de los efectos y consecuencias de la administración de la vacuna de referencia en la Policía Nacional.

Si bien es cierto que, por el momento, no se ha registrado ninguna incidencia médica grave, desde UFP solicitan que se realice un seguimiento exhaustivo a los funcionarios a los que se les haya suministrado esta vacuna.

Fiabilidad de AstraZeneca

La Agencia Española del Medicamento (EMA) aseguró ayer en todo momento que «no hay ninguna evidencia» de que la vacuna sea la causa de estos acontecimientos adversos notificados. El organismo comunitario llamó a la calma y recomendó «seguir administrando» la vacuna de AstraZeneca en la Unión Europea al considerar que «los beneficios de la vacuna siguen superando sus riesgos». El comité de seguridad (PRAC) de la EMA, que se reunió ayer para revisar todos los casos de eventos tromboembólicos y otras afecciones relacionadas con coágulos sanguíneos, concluyó que, de momento, «no hay indicios de que la vacunación haya causado estas afecciones, que no se enumeran como efectos secundarios de esta vacuna».