AstraZeneca concluye que “no hay pruebas” de un mayor riesgo de coágulos con su vacuna

La farmacéutica defiende la seguridad de la fórmula de su vacuna a través de un comunicado.

Una mujer recibe una vacuna Oxford-AstraZeneca  contra la covid-19 en Tbilisi, Georgia
Una mujer recibe una vacuna Oxford-AstraZeneca contra la covid-19 en Tbilisi, GeorgiaZURAB KURTSIKIDZEEFE

La farmacéutica AstraZeneca ha salido al paso de la polémica de los últimos días sobre la seguridad de su vacuna contra la Covid-19. La empresa asegura que, tras un estudio realizado sobre los 17 millones de personas vacunadas en Europa, “no hay pruebas” de que su vacuna contra el coronavirus provoque un incremento del riesgo de coágulos en sangre pese a la decisión de varios países de suspender su utilización como medida de precaución.

La compañía señala que ha realizado “una revisión minuciosa” de los datos disponibles sobre quienes han recibido la vacuna en Reino Unido y la UE. “Unos 17 millones de personas de la UE y Reino Unido han recibido ya nuestra vacuna y el número de casos de coágulos de los que se ha informado entre este grupo es inferior a la media que se puede esperar en la población en general”, ha explicado a través de un comunicado firmado por su jefa médica, Ann Taylor.

La farmacéutica deja claro, además, que no tiene sospecha de ninguno de los lotes entregados a los socios europeos, opinión que coincide con la de la Agencia Europea del Medicamento y con la Organización Mundial de la Salud, que en los últimos días ha tratado de tranquilizar ante la alerta.

La naturaleza de la pandemia ha incrementado la atención sobre casos individuales. Estamos yendo más allá de las prácticas habituales de seguridad de seguimiento de medicamentos autorizados sobre casos de incidentes vacunales para garantizar la seguridad pública”, ha añadido Taylor.

Países Bajos ha sido el último en anunciar la suspensión del uso del suero de la Universidad de Oxford tras hacer lo propio Irlanda, Austria, Dinamarca, Estonia, Lituana, Noruega, Islandia y Tailandia y la región italiana del Piamonte.

En España, la vacunación con AstraZeneca continúa, aunque Andalucía, Cataluña, Castilla y León, la Comunidad Valenciana y Canarias han parado “por precaución” hasta que las autoridades sanitarias investiguen los posibles efectos secundarios surgidos.