Salud

La vacunación de 14.000 empleados públicos en el extranjero, en el limbo

CSIF denuncia la desprotección que sufren por la descoordinación entre Exteriores y Sanidad

Un sanitario extrae una dosis de un vial con la vacuna de AstraZeneca
Un sanitario extrae una dosis de un vial con la vacuna de AstraZenecaMaría José López

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha reclamado al Ministerio de sanidad un calendario que garantice la vacunación para todo su personal en el extranjero, alrededor de 14.000 trabajadores, sobre todo en aquellos países donde hay una importante escasez de vacunas o donde los planes de vacunación masivos son inexistentes.

Según denuncia CSIF, la subsecretaria del Ministerio de Exteriores, Celsa Nuño, le ha trasladado que el departamento que dirige Carolina Darias, y del que depende la estrategia de vacunación contra la Covid-19, no cuenta a día de hoy con la previsión de proveer a Exteriores de vacunas para su personal en el extranjero y a sus familiares, ya que en España la incidencia de vacunados sigue siendo muy baja.

Desde CSIF mostramos nuestra preocupación para que todo el personal funcionario y contratado laboral cuente con todas las medidas sanitarias, e insistimos en buscar una solución de manera urgente para no dejarles a merced de los efectos letales de esta pandemia, cuando están manteniendo un servicio ejemplar en todas las misiones diplomáticas en el exterior”, asegura la organización que preside Miguel Borra en un comunicado.

A juicio de CSIF, se trata de un hecho intolerable, ya que el Ministerio no puede quedarse de brazos cruzados “y debe velar por la salud y el bienestar de su personal en el extranjero”. Por ello, insta a que el Ministerio de Asuntos Exteriores comience en un breve espacio de tiempo el envío de vacunas y que se encargue, junto con otros organismos como la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y ONG como Médicos sin Fronteras o Médicos del Mundo, que cuentan con personal sanitario asentado en el país de destino, de inyectar las dosis a los trabajadores.

Por otro lado, y en materia de prevención, CSIF exige a Exteriores que imponga el teletrabajo a todos sus funcionarios con el fin de que su presencia en los organismos sea lo menos posible, ya que la mayoría de los trabajos que se llevan a cabo no es necesaria una presencialidad.