Las cepas checa y de Uganda provocan 21 casos en España

Son más transmisibles, y se suman a la británica, surafricana, brasileña y californiana

Ambiente en las calles de Madrid tras el cierre de la región impuesto por el Gobierno
Ambiente en las calles de Madrid tras el cierre de la región impuesto por el GobiernoAlberto R. Roldán

La expansión en España de las nuevas y peligrosas variantes del virus SARS-CoV-2 parece no tener fin. La británica, conocida de forma técnica como B.1.1.7. ya es la dominante en gran parte de Europa y en Israel, y su diseminación en nuestro país es amplia, al representar más del 50% de los casos secuenciados en 14 autonomías. Sin embargo, no es la única que campa dentro de las fronteras españolas y, posiblemente, tampoco la más peligrosa.

Esta variante es más transmisible y, probablemente, más letal por ello que la versión original del patógeno causante de la pandemia. Sin embargo, no parece capaz de sortear la inmunidad adquirida tras la infección natural o la que otorgan las vacunas que se están administrando. Sí lo hacen, en cambio, otras variantes tan transmisibles y letales como la británica, que son responsables de algunos de los casos que se están declarando estas semanas. Las más «famosas» son la sudafricana y la brasileña.

La primera ha provocado hasta el momento 75 casos en España, 26 de los cuales han sido confirmados mediante secuenciación genética. La variante B.1.351, como se conoce a la sudafricana, es responsable en concreto de tres casos esporádicos y nueve brotes, en los que el total de casos implicados es de 72 personas, según los datos recabados por el Ministerio de Sanidad, que especifica que dos de ellos y dos de los casos esporádicos están relacionados con viajes a Tanzania (11 casos), Camerún (dos casos), Sudáfrica (un caso) y Guinea Ecuatorial (un caso).

La información más preocupante de esta variante es que en siete brotes (59 casos) y un caso esporádico «no se ha podido identifica ningún vínculo con las zonas de alta prevalencia», de acuerdo a la información incluida en la nueva actualización sobre estos patógenos. El departamento que dirige Carolina Darias remarca que cuatro de estos brotes han sido detectados en un mismo municipio, aunque no especifica de cuál se trata.

La variante brasileña originaria de Manaos y conocida como P.1 también se está expandiendo por nuestro territorio. De ella, Sanidad destaca la «reducción de títulos de anticuerpos neutralizantes en sueros de vacunados». De elevada prevalencia en Umbría (Italia), en España ha provocado ya 22 casos, distribuidos en tres aislados y cinco brotes con un total de 19 casos en todos ellos. «En un caso esporádico y tres brotes con 15 casos en total no ha podido establecerse un vínculo epidemiológico con Brasil. Uno de los casos incluido dentro de uno de estos brotes es un caso de reinfección probable», explica.

No son éstas, sin embargo, las únicas variantes que circulan por España. En su última actualización contabiliza 157 casos generados por todas ellas más los provocados por la británica. Por ejemplo, de otra variante brasileña, conocida como P2, se han detectado dos casos esporádicos en viajeros procedentes de Brasil, ambos confirmados mediante secuenciación. También se ha detectado un brote familiar con tres casos positivos y un brote hospitalario con nueve casos, todos confirmados, y sin vínculos conocidos con Brasil. Esta variante parece originaria de Río de Janeiro y sus mutaciones son compatibles con reducción de la capacidad de neutralización.

También hay presencia en España de la variante B.1.525, detectada en infectados en Dinamarca, Reino Unido, Países Bajos, Noruega, Estados Unidos y Canadá a los que se relaciona con Nigeria. Este patógeno presenta mutaciones compatibles con reducción de la capacidad de neutralización y, de momento, se ha registrado un positivo por secuenciación en el mes de enero, sin que existan datos epidemiológicos del caso.

Incidencia en España de las cepas de coronavirus
Incidencia en España de las cepas de coronavirusTeresa Gallardo

De la variante originaria de California, la P.1.429, se han detectado 25 casos, de los que seis se han confirmado por secuenciación genética. «Se trata de tres casos esporádicos y tres brotes en una misma comunidad autónoma, con un total de 22 casos implicados», informa el Ministerio, que remarca que en ninguno de ellos se han identificado antecedentes de viaje. A diferencia de informes anteriores, en el último Sanidad confirma la presencia de la variante de Uganda, la A.23.1. Se trata de tres positivos detectados en una misma comunidad, uno de ellos asociado a otro caso no secuenciado. De ella, el Ministerio transmite que presenta mutaciones compatibles con el aumento de la transmisión. Asimismo, se ha detectado un caso de la variante portuguesa C.16, sin que existan datos epidemiológicos del mismo, y 18 casos de otra variante novedosa en España, que han sido secuenciados en cuatro autonomías. Esta variante ha registrado, según la actualización, una «importante expansión en República Checa y Eslovaquia», y está presente en otros países vecinos. Se caracteriza por un «posible aumento de la transmisibilidad». Entre la variante checa y la de Uganda suman ya 21 contagios.