Los estudiantes de Murcia, los primeros en examinarse de Selectividad

Los de Andalucía, Ceuta y Melilla serán los que más tarde lo hagan

Estudiantes universitarios madrileños
Estudiantes universitarios madrileñosRuben Móndelo

Las comunidades autónomas ya han puesto fecha a la celebración este 2021 de la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU), la antigua Selectividad. La primera comunidad que convocará a sus alumnos a las pruebas será Murcia, mientras que los estudiantes de Andalucía, Ceuta y Melilla serán los que más tarde lo hagan, según las resoluciones publicadas por cada región y que ha recopilado Europa Press.

El pasado 13 de enero, se publicó en el BOE la orden por la que se determinaban las características, el diseño y el contenido de la EBAU, así como las fechas máximas de realización y de resolución de los procedimientos de revisión de las calificaciones obtenidas, en el curso 2020-2021.

Dicha orden recoge que la Selectividad se celebrará finalmente este año de manera presencial, a pesar de las medidas extraordinarias que puedan tomarse en el contexto de la pandemia. De hecho, señala que “teniendo en cuenta la situación de emergencia de salud pública ocasionada por la COVID-19”, las Administraciones educativas, en colaboración con las universidades, “velarán por que se arbitren los procedimientos necesarios para garantizar su normal celebración en las fechas previstas, con independencia de las medidas excepcionales que pudieran estar implantadas en ese momento en sus respectivos territorios”.

La orden también establece la celebración de la EBAU para antes del 18 de junio en convocatoria ordinaria. Esto supone realizar los exámenes en las fechas habituales y no en fechas tan tardías como las del pasado año, ya que se retrasaron las pruebas hasta el verano por el Estado de Alarma, que decretó el cierre de todos los centros educativos el 16 de marzo. Así, la Selectividad de 2020 dio inicio el 23 de junio, alargándose en la mayoría de comunidades autónomas hasta las dos primeras semanas de julio.

Pero pese a ello, no todo está cerrado, pues no se descarta un retraso en las fechas si los contagios vuelven a subir en verano, tal y como ha asegurado este mismo lunes el presidente de Crue Universidades Españolas, José Carlos Villamandos, que abre la puerta a que esto suceda: “Se volvería a retrasar la Selectividad, y eso ya sería por acuerdo entre el Ministerio de Educación, el Ministerio de Universidades y las comunidades autónomas”.

Los exámenes de Selectividad, a los que se presentan cada año más de 200.000 estudiantes en toda España, se realizaron el año pasado con medidas excepcionales para evitar contagios, como el uso de mascarillas o la multiplicación de sedes, incluyendo pabellones deportivos o recintos feriales, que facilitaron la distancia de seguridad de dos metros de distancia entre estudiantes. MURCIA, NAVARRA Y LA RIOJA, LOS PRIMEROS

Desde este 13 de enero, las comunidades han ido anunciando las fechas de celebración de las pruebas en sus respectivos territorios. Según la recopilación de datos realizada por Europa Press, la comunidad que antes celebrará la EBAU en convocatoria ordinaria será Murcia, que lo hará entre el 1 y el 3 de junio. También bastante pronto se examinarán los estudiantes de Navarra y La Rioja (2, 3 y 4 de junio). Por el contrario, los alumnos andaluces, de Ceuta y de Melilla serán los que más tarde realizarán estos exámenes, en concreto, los días 15, 16 y 17 de junio.

Todas las comunidades (excepto las ya mencionadas: Murcia, Navarra, La Rioja, Andalucía, Ceuta y Melilla) celebrarán la EBAU en la semana del 7 al 13 de junio.

En Castilla-La Mancha, la EBAU se celebrará entre el 7 y el 9 de junio, mismas fechas que en Cantabria y Madrid, aunque en esta última región, las pruebas se alargarán a cuatro días (hasta el día 10).

Entre el 8 y el 10 de junio están llamados a examinarse los alumnos de la Comunidad Valenciana, Aragón, Extremadura, Galicia, Asturias, País Vasco y Baleares. En Cataluña también se someterán a estas pruebas durante estos días, incluido el día 11.

En Castilla y León, la antigua Selectividad tendrá lugar los días 9, 10 y 11 de junio, mientras que los estudiantes canarios tendrán cuatro días: el 9, 10, 11 y 12.

De este modo, en todas las regiones la EBAU tendrá una duración de tres días, excepto Cataluña, Madrid y Canarias, donde las pruebas se extenderán hasta cuatro jornadas.

Con respecto a la convocatoria extraordinaria, la orden ministerial establece que las pruebas pueden celebrarse en julio o en septiembre, según lo que decida la Administración educativa competente, es decir, las comunidades autónomas. En el caso de celebrarse en el mes de julio, los exámenes tendrían que realizarse antes del día 16, y en el caso de realizarse en septiembre, también antes del día 16 de ese mes.

En esta ocasión, las fechas acordadas por las distintas consejerías educativas son más dispares, si bien casi todas han abogado por fijar la convocatoria en julio. Sólo hay una región que celebrará la EBAU extraordinaria en septiembre (Cataluña, los días 7, 8 y 9 de septiembre) y hay tres que celebrarán la prueba en junio: Navarra (los días 23, 24 y 25 de junio), Castilla-La Mancha (29 y 30 de junio y 1 de julio) y Murcia (30 de junio, 1 y 2 de julio). Eso sí, todos los territorios han acordado celebrar esta convocatoria en tres días.

La mayoría de comunidades celebrará estos exámenes en la semana del 5 al 11 de julio. En los días 5, 6 y 7 se examinarán los estudiantes de: Aragón, Cantabria y La Rioja; el 6, 7 y 8 lo harán los de: Comunidad Valenciana, Madrid, Extremadura, Asturias, País Vasco y Baleares; y el 7, 8 y 9 los de: Castilla y León y Canarias.

Al igual que en la convocatoria ordinaria, los alumnos de Andalucía, Ceuta y Melilla serán los que más tarde hagan las pruebas extraordinarias: el 13, 14 y 15 de julio. Aunque a estas fechas se suma Galicia.

La orden ministerial contempla también, al igual que ya sucedió el año pasado por el COVID-19, que sólo habrá “una única propuesta de examen con varias preguntas”, pero los alumnos podrán elegir, dentro de un número determinado previamente por el órgano competente, qué preguntas contestar.

De este modo, el número de preguntas se fijará de forma que “permita a todo el alumnado alcanzar la máxima puntuación en la prueba, con independencia de las circunstancias en las que este pudiera haber tenido acceso a la enseñanza y el aprendizaje durante la suspensión de la actividad lectiva presencial”, recoge la orden ministerial.

Con respecto al tipo de preguntas que contendrán los exámenes, la orden establece que cada una de las pruebas constará de “preguntas abiertas y semiabiertas que requerirán del alumnado capacidad de pensamiento crítico, reflexión y madurez”.

Pero además de estos tipos de cuestiones, se podrán utilizar también “preguntas de opción múltiple”, es decir, de tipo test, “siempre que en cada una de las pruebas la puntuación asignada al total de preguntas abiertas y semiabiertas alcance como mínimo el 50%”.