Estos son los síntomas que debes vigilar si estás vacunado con AstraZeneca

La Agencia Europea del Medicamento pide a los pacientes vacunados con Vaxzevria que vigilen una serie de signos asociados con la aparición de trombos

Una larga fila de personas se aglomera en la vacunación masiva de Santiago de Compostela.
Una larga fila de personas se aglomera en la vacunación masiva de Santiago de Compostela.Álvaro Ballesteros

Existe una “posible relación” entre la vacuna de AstraZeneca contra la Covid-19 y los casos de trombos aislados con niveles bajos de plaquetas. Lo ha confirmado esta misma tarde la Agencia Europea de Medicamentos (EMA por sus siglas en inglés), que explica que estas complicaciones deben figurar como “efectos secundarios muy raros” de Vaxzevria, la nueva denominación de la vacuna anglo-sueca.

Según indica la agencia, a principios de este mes se notificaron un total de 168 casos de trombosis del seno venoso cerebral y 53 casos de trombosis de la vena esplénica, en el abdomen, acompañados de niveles bajos de plaquetas en sangre y, a veces, sangrado. La mayoría de los casos notificados han ocurrido en mujeres menores de 60 años dentro de las 2 semanas posteriores a la vacunación, pero todavía no es posible determinar factores de riesgo específicos. Aún así, la EMA insiste en que “los beneficios generales de la vacuna para prevenir COVID-19 superan los riesgos de efectos secundarios”.

Sin embargo, advierte a los vacunados con AstraZeneca de que busquen asistencia médica inmediata si presentan una serie de síntomas asociados con la aparición de estos coágulos sanguíneos.

Síntomas a tener en cuenta si ha recibido la vacuna de AstraZeneca

- Dificultad para respirar.

- Dolor de pecho.

- Hinchazón de la pierna.

- Dolor abdominal persistente (vientre).

- Síntomas neurológicos, como dolores de cabeza intensos y persistentes o visión borrosa.

- Diminutas manchas de sangre debajo de la piel más allá del lugar de la inyección.

¿Por qué la trombosis es un efecto secundario de la vacuna?

La directora ejecutiva de la EMA, Emer Cooke, ha indicado que “una explicación plausible” para estos casos de trombos es que la vacuna puede desencadenar “una respuesta inmune” que conduce a un trastorno atípico similar a la trombocitopenia que se observa en pacientes tratados por heparina. No obstante, “los datos actualmente disponibles no nos permitieron identificar una causa definitiva de estas complicaciones”, añadió.

La EMA hace un llamamiento a los profesionales sanitarios para que vigilen los síntomas de tromboembolismo y trombocitopenia para poder trata rápidamente a las personas afectadas.

¿Qué es un trombo?

Un trombo es un “coágulo de sangre que se forma en un vaso sanguíneo y permanece allí”, según explica la Fundación Española del Corazón. Puede obstruir el flujo sanguíneo en el lugar, lo que impide el suministro de oxígeno y sangre a los tejidos circundantes. Este se produce por circunstancias normales, como puede ser una herida, para evitar el sangrado y está formado por plaquetas, glóbulos rojos y fibrina. Si la respuesta del organismo es demasiado elevada y se obstruyen los vasos sanguíneos de lugares clave como el corazón, el cerebro u otras partes del cuerpo se produce la enfermedad denominada trombosis, que puede derivar en un infarto cardiaco o cerebral.