AstraZeneca, solo de 60 a 65 años

Después de que la EMA haya encontrado un “posible vínculo” con los casos de trombos suspende su uso en la población jóven. Madrid se opone porque “la decisión no está basada en los criterios de la agencia”

Vista de un centro de vacunación cerrado en Valladolid este miércoles tras el anuncio de la Comunidad de suspender cautelarmente la vacunación contra la covid con viales de AstraZeneca
Vista de un centro de vacunación cerrado en Valladolid este miércoles tras el anuncio de la Comunidad de suspender cautelarmente la vacunación contra la covid con viales de AstraZenecaNACHO GALLEGOEFE

Después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) haya encontrado “posibles vínculos” entre la vacuna de AstraZeneca y los casos de trombos, el Ministerio de Sanidad ha propuesto a las comunidades paralizar la vacunación en menores de 60 años y quiere emplearla solo para las personas de entre 60 y 65 años.

Hasta ahora este fármaco estaba reservado en España para la población menor de 65 años, pues no había suficiente evidencia científica de su efectividad en mayores. En principio se empleó en trabajadores de profesiones esenciales, como policías y docentes, menores de 55 años y más tarde se amplió el límite de edad hasta los 65 para toda la población. Ahora que se confirman que los problemas de coagulación son “un efecto secundario muy poco frecuente”, España quiere limitar su uso solo entre los que tienen de 60 a 65 años.

Madrid, sin embargo, no está de acuerdo en la decisión del ministerio capitaneado por Carolina Darias. “No estamos de acuerdo en esta decisión porque no está basada en las conclusiones del Comité para la Evaluación de Riesgos (PRAC) de la EMA”, señalan fuentes del gobierno regional.

Con esta nueva decisión, España se une así a países como Francia, Bélgica, Suecia, Finlandia y Canada, que ya decidieron días atrás cancelar su administración entre la población más joven. La razón es que el Comité de Farmacovigilancia Europeo (PRAC) ha identificado que estos eventos tromboembólicos se presentan mayoritariamente en mujeres de menos de 60 años y en las dos semanas posteriores a la administración de la primera dosis. Sin embargo, aclara, “no se han identificado factores de riesgo específicos para su aparición”.

El PRAC ha alertado, tras estudiar los casos notificados de problemas de coagulación, que tras la administración de AstraZeneca pueden aparecer “muy raramente” trombosis en combinación con trombopenia así como trombosis de senos venosos cerebrales, en abdomen y trombosis arterial. No obstante, recalca que la aparición de estos efectos secundarios “es muy poco frecuente” y que “los estudios con esta vacuna han mostrado su eficacia en la prevención de la trasmisión del virus y en reducir el riesgod e hospitalización y de muerte”.

En efecto, en el Espacio Económico Europeo y en el Reino Unido solo se han identificado 62 casos de trombosis en senos venosos cerebrales y 22 de trombosis de venas esplácnicas, de los que 18 fallecieron, en más de 25 millones de personas vacunadas.

El comité de farmacovigilancia de la EMA recomienda a lso ciudadanos vacunados con AstraZeneca buscar atención médica inmediata si se presentan los siguientes síntomas: dificultad para respirar; dolor en el pecho; hinchazón o dolor en una pierna; dolor abdominal persistente; dolor de cabeza intenso y persistente o que empeora más de tres días después de la vacunación; visión borrosa o doble; múltiples hematomas pequeños; manchas rojizas o violaceas en la piel.

A última hora de la noche, la directora general de la Agencia Española de Medicamentos, María Jesús Lamas, compareció en rueda de prensa junto a la ministra de Sanidad para llamar a la calma: «Las vacunas aprobadas y que están siendo utilizadas son eficaces y seguras; y están contribuyendo de una manera decisiva a disminuir el impacto de la covid-19». Y añadió que «el hecho de que se esté utilizando la vacuna de forma masiva hace que los efectos secundarios sean más visibles». «El PRAC asegura que el balance beneficio y riesgo de la vacuna sigue siendo favorable. Sin embargo, encuentra que estos efectos secundarios tienen un vínculo con la administración de la vacuna. Llegan a esta conclusión porque encuentran que el número de casos observados, a pesar de ser pequeño, es mayor que el esperado».