La EMA reconoce el vínculo entre los trombos y la vacuna, pero cree que los beneficios superan los riesgos

Por el momento, la agencia no tiene datos concluyentes sobre perfiles de riesgo

La agencia ha concluido que los problemas de coagulación deben incluirse como efectos secundarios “muy raros”.Vacunación en Sevilla  contra Covid-19 a la población de 79 a 70 años.
La agencia ha concluido que los problemas de coagulación deben incluirse como efectos secundarios “muy raros”.Vacunación en Sevilla contra Covid-19 a la población de 79 a 70 años.María José López

La Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en ingles) ha reconocido hoy que los trombos aislados vinculados a un bajo número de plaquetas “deberían ser clasificados como uno de los efectos secundarios muy raros” asociados a la administración de la vacuna AstraZeneca, según el informe publicado esta tarde. A pesar de esto, el organismo europeo concluye que los beneficios de la administración del suero superan a sus posibles riesgos debido a la baja incidencia de casos, y no ha señalado a ningún grupo determinado de población que pueda quedar exento de recibir este antídoto al entrañar un mayor riesgo. A pesar de estos datos inquietantes, la EMA sigue apelando a la calma y a la necesidad de recibir la vacuna para salvar vidas. “Estos efectos secundarios son muy raros y el riesgo de mortalidad asociado al coronavirus es mucho mayor que el de estos efectos secundarios”, ha asegurado esta tarde la directora de la Agencia, Emer Cooke.

Este último análisis de la Agencia sigue dejando en el aire muchos interrogantes, ya que se sigue desconociendo qué origina estos trombos –una de las hipótesis apunta a una respuesta inmune- y si existe cierta predisposición en ciertos grupos. El organismo asegura que la mayoría de los casos se han registrado en mujeres menores de 60 años dos semanas después de haber recibido la primera dosis, pero reconoce que estos datos no son concluyentes ya que cada país ha elegido diferente grupos prioritarios de vacunación y en muchos casos el porcentaje de mujeres inmunizadas supera al de varones (60% frente a 40%).Además, no existen apenas datos sobre las reacciones a la segunda dosis.

Ante esta falta de evidencias claras, la presidenta del comité de farmacovigilancia de la agencia, Sabine Strauss, ha admitido que, al menos de momento, el organismo “no puede recomendar ninguna medida especial para reducir el riesgo”. A pesar de esto, Cooke ha dejado la puerta abierta a que cada Estado tome una decisión diferente sobre a quién inmunizar con cada antídoto según “la disponibilidad de otras vacunas”.

Este comité ha llevado a cabo una revisión en profundidad de 62 casos de trombosis del seno venoso cerebral y 24 casos de trombosis de la vena esplácnica, notificados hasta 22 de marzo de 2021 (18 de los cuales fueron mortales) de un total de 34 millones de personas vacunadas con este antídoto en en el Espacio Económico Europeo y Reino Unido.

La EMA recomienda que las personas que sufran síntomas como problemas al respirar, dolor en el pecho y abdomen, dolores de cabeza severos y persistentes o hinchazón en las piernas, dos semanas después de haber recibido la primera dosis de esta vacuna, acudan de manera inmediata al médico, aunque todavía no está claro el tratamiento más conveniente.

Este veredicto de la Agencia fue adelantado ayer por parte del responsable de la estrategia de vacunas , Marco Calaveri quien por primera ver reconoció este vínculo de causa efecto entre trombos y la vacuna de AstraZeneca en una entrevista publicada en un periódico italiano.

Hasta ahora, el organismo había señalado que no existían evidencias científicas de una mayor incidencia de trombos entre  las personas vacunadas que los registrados en la población general. A pesar de esto y -ante la alarma generada en algunos  países que decidieron suspender la vacunación con este antídoto- la agencia decidió seguir investigando lo sucedido, sin llegar a descartar de plano ninguna hipótesis. De hecho, la EMA ha pedido  información durante estas semanas a los Estados que habían registrado estos casos de trombos ligados a un bajo nivel de plaquetas y también solicitó la ayuda de expertos independientes.

Ante la preocupación general, los ministros de Sanidad de los Veintisiete han sido convocados de manera extraordinaria a una reunión telemática a las seis de la tarde en la que analizarán el informe del organismo.

En las últimas semanas, los Estados europeos han interpretado de manera diferente los análisis de la agencia sobre esta vacuna. Países como Alemania y Holanda suspendieron la administración del suero en los menores de 60 años hace unos días. Sin embargo,  España decidió en un primer momento limitar la vacunación con este antídoto hasta los 55 años y después dictaminó incrementar este límite hasta los 65 años.

Alerta ante estos síntomas

Ahora recomienda a las personas vacunadas que acudan inmediatamente al médico si desarrollan los siguientes síntomas:

-dificultad para respirar,

- dolor de pecho

- hinchazón en la pierna

- dolor abdominal persistente

- síntomas neurológicos, incluidos dolores de cabeza intensos y persistentes o visión borrosa

-pequeñas manchas de sangre debajo de la piel más allá del lugar de la inyección.