El fin de las razas potencialmente peligrosas: el Gobierno quiere fijarse en el comportamiento de cada perro

El Ejecutivo quiere evitar prejuicios “injustos” sobre detemrinados ejemplares. La Ley obliga a los dueños no tener antecedentes penales y aportar un certificado de aptitud psicológica

Los pitbulls son una de las razas que forman parte de esta "lista negra"
Los pitbulls son una de las razas que forman parte de esta "lista negra"

Los dueños de perros como Pitbulls o Rottweilers están obligados por ley a no haber sido condenados por homicidio, lesiones, tortuta, la libertad sexual o la salud pública, entre otros delitos, pero todo apunta a que pronto dejará de ser así. Estas razas son consideradas como peligrosas, por lo que su tenencia debe cumplir las normas establecidas en la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos. Ahora, el Gobierno quiere presentar el próximo mes de mayo un anteproyecto de ley que acabe con la “lista negra” de razas peligrosas. En su defecto, esta clasificación se determinará en base al comportamiento individual de cada animal sin tener en cuenta “la raza concreta con la que ha nacido”.

La medida busca evitar prejuicios “injustos” sobre determinados ejemplares. Para ello, la norma establecerá un mecanismo de valización de comportamiento de cada ejemplar y prevé que aquellos animales que necesiten un “manejo particular” se deben adiestrar con técnicas de mejora de comportamiento para que dejen de ser peligrosos, según ha explicado el director general de Derechos Animales del Gobierno, Sergio García Torres, durante la ‘I Jornada Política’ organizada por la Real Sociedad Canina Española (RSCE).

Por su parte, la RSCE propuso el desarrollo de una nueva ley que incluya la identificación universal de perros, educación de niños y jóvenes en valores que fomenten el respeto y la empatía animal, protección y fomento de razas autóctonas y reconocimiento al trabajo de criadores éticos y responsables para acabar con el abandono de los animales.

Tener un perro potencialmente peligroso implica que durante el paseo en lugares públicos el dueño debe llevar consigo la licencia administrativa y la certificación que acredite la inscripción del animal en el Registro Municipal de animales potencialmente peligrosos. Además, los perros deben llevar obligatoriamente un bozal adaptado a su raza, estar atados con cadena o correa no extensible de al menos dos metros y no se permite llevar más de uno de estos perros por persona.

Lista de razas de perros potencialmente peligrosos

Actualmente, la norma considera potencialmente peligrosos a los perros cuya raza sea una de las siguientes:

  • Pit Bull Terrier.
  • Staffordshire Bull Terrier.
  • American Staffodshire Terrier.
  • Rottweiler.
  • Dogo Argentino.
  • Fila Brasileiro.
  • Tosa Inu.
  • Akita Inu.

Los motivos que convierten a estas razas en potencialmente peligrosas es que reúnen todas o la mayoría de las siguientes características:

  • Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.
  • Marcado carácter y gran valor.
  • Pelo corto.
  • Perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 centímetros, altura a la cruz entre 50 y 70 centímetros y peso superior a 20 kg.
  • Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda.
  • Cuello ancho, musculoso y corto.
  • Pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculado y corto.
  • Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.