Así es la revolucionaria mascarilla que no tapa la cara hecha en Estonia

La ministra de Exteriores, González Laya, posó junto a dos mujeres que portaban un curioso aparato en el cuello que les protegía contra el covid-19

La ministra de Exteriores, González Laya, posa junto a dos trabajadoras de un centro de investigación tecnológica de Tallin (Estonia)
La ministra de Exteriores, González Laya, posa junto a dos trabajadoras de un centro de investigación tecnológica de Tallin (Estonia)@PoliticayModa

En el día de ayer se viralizó en las redes sociales una imagen de la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, durante su viaje a Estonia la pasada semana. La imagen en cuestión fue tomada en un centro de investigación tecnológica en Tallin y posaba junto a dos empleadas del centro. Mientras que la ministra llevaba una mascarilla quirúrgica, las dos mujeres estonias llevaban un curioso aparato colocado en el cuello, dejando el rostro al descubierto, que les protegería contra el covid-19.

¿Qué es el extraño aparato que permite a las acompañantes de la ministra González Laya ir sin mascarilla? FOTO: @PoliticayModa

¿Qué son estos dispositivos que se utilizan como reemplazo de la mascarilla?

Se trata de un purificador de aire creado por una empresa estonia llamada ‘Respiray’. Según explica la compañía en su página web, este dispositivo elimina el 99% de los virus y bacterias del aire que respiramos a través de luz ultravioleta.

El dispositivo toma el aire sin filtrar, lo pasa por un módulo de luz ultravioleta y lo devuelve a la cara del usuario completamente purificado y limpio de virus y bacterias. Así, según sostiene la compañía, se “mantiene la cara y la boca del usuario despejadas para hablar y sonreír libremente”.

¿Y protegen en realidad contra el coronavirus?

El fabricante afirma que el dispositivo es “seguro”, “no produce ozono”, y que el dispositivo está sellado para que la luz ultravioleta “no pueda escapar”. No obstante, el aparato no está homologado y su eficacia solo ha sido testada por dos universidades de Estonia, según ha informado La Sexta.

Además, el aparato viene equipado con un protector facial que puede colocarse en la parte frontal de dispositivo y está ideado para “situaciones de mayor riesgo para una protección adicional contra la tos directa y los estornudos”.

¿Cuánto cuesta?

El dispositivo tiene un coste 279 euros y funciona con una batería que permite ser usada durante 8 horas de forma continuada. Además, según afirma el fabricante, “puede cargarse” la mitad de la batería “en solo una hora y media”.

El dispositivo ha tenido buena acogida en Estonia. Incluso, el expresidente del país, Toomas Hendrik Ilves, aparece en una de las imágenes promocionales de la marca utilizando este purificador de aire.