Work Café: lugares efervescentes donde se cultiva la innovación

Las relaciones entre las empresas y sus clientes han estado siempre en plena evolución. Sin embargo, esta metamorfosis ha tenido especial importancia en el último año, en el que el contexto de la COVID-19 ha redefinido los espacios de trabajo, las oficinas y los establecimientos de muchos negocios. Prueba de ello es el concepto de Work Café de Banco Santander, que ahora llega a Vigo

Con propuestas como el Work Café, Banco Santander es pionero en su modelo de proximidad con sus usuarios.
Con propuestas como el Work Café, Banco Santander es pionero en su modelo de proximidad con sus usuarios.Banco SantanderLa Razón

Muchas empresas han apostado por ofrecer una experiencia distinta a sus clientes como medio para construir una relación fiel y de calidad con ellos. Solo cuando esta relación es buena, se obtienen resultados positivos para ambas partes.

Este es el caso de Banco Santander con sus Work Café. Aunque a primera vista puedan parecer una bonita cafetería, estos espacios guardan mucho más. Se trata de lugares que apuestan por el emprendimiento y la creación, de una forma orgánica, viva e interprofesional, y sirven así de puntos de encuentro entre las personas y las empresas.

Con propuestas como el Work Café, Banco Santander es pionero en su modelo de proximidad con sus usuarios, ofreciéndoles mucho más que ser simplemente su banco.

Estos días ha llegado el modelo Work Café a Vigo, un espacio innovador para todo el mundo que es oficina, cafetería y banco. Se trata del decimotercer establecimiento de este tipo en nuestro país y uno más de los que ya operan también en México, Brasil, Chile, Argentina, Portugal, Reino Unido, Polonia y Estados Unidos.

“Es un concepto maravilloso”

Mucho más que un coworking, una cafetería, una sucursal o una sala de eventos, los Work Café están diseñados para fomentar el crecimiento y el progreso, tanto profesional como personal, de clientes y no clientes. Y es que en estos cafés se une el mundo de la banca con la creatividad, con la comodidad de una cafetería y la efervescencia de un coworking.

La propuesta de Work Café ofrece un lugar para inspirarse, conectar y crear nuevas oportunidades, dentro de un ambiente distendido y relajado en el que el propósito es claro: servir de estímulo a particulares y empresarios que quieran aprender y afianzar conocimiento, o para personas que simplemente quieren una nueva experiencia.

Así ha sido para Concha Onieva de Vizcaya, una clienta del espacio de la plaza de Sagrados Corazones en Madrid: “Conocí Work Café el mismo día de su apertura, cuando me dirigía a mi trabajo”, cuenta Concha. “Desde fuera, no sabía qué era, pero en cuanto entré vi el bullicio, el dinamismo, la actividad…”. Y es que una de las cosas que más llamó la atención de Concha fue el movimiento que había en su interior: “No parece un banco”.

La curiosidad le llevó a cruzar el umbral de la puerta. “Entré, me explicaron qué era y dos días después había cambiado mi oficina de Santander al Work Cafe”, explica. Su experiencia ha sido tan positiva que esta clienta del Work Café ha llevado también a familiares y amigos: “Es un concepto maravilloso”.

Los Work Café están diseñados para fomentar el crecimiento y el progreso, tanto profesional como personal, de clientes y no clientes.
Los Work Café están diseñados para fomentar el crecimiento y el progreso, tanto profesional como personal, de clientes y no clientes.Banco SantanderLa Razón

Mucho más que una cafetería

Este tipo de espacios redefinen totalmente la relación entre los clientes, las empresas y los bancos, ya que se genera una relación mucho más cómoda y cercana.

Así lo cuenta ella: “Yo necesitaba flexibilidad de horario y de personas y aquí la he encontrado. Las personas que aquí trabajan son muy cercanas, nos llamamos por nuestro nombre, tenemos nuestros teléfonos...”. Pone en valor la diferencia con la forma tradicional de ir al banco, coger un ticket de la máquina, esperar…: “Aquí somos la gran familia de los negocios”.

Para Concha, lo mejor de los Work Café, aparte de sus matchas (tipo de té) que para a tomarse antes de ir a trabajar, es la gente que trabaja en ellos y pone el acento en el factor humano, en un mundo en el que cada vez tendemos más a lo digital. “El trabajo lo hacen las personas y aquí siempre están dispuestos a escucharte, a ayudarte, a ejecutar… No paran”.

Y así ha sido: no han parado. Debido a las restricciones sanitarias, nacieron los Work Café en abierto, una comunidad online en la que es posible superar las limitaciones actuales y disfrutar también de conferencias, masterclass y charlas con contenido de interés para particulares y empresas que quieran aprovechar la ocasión para ampliar conocimientos.

Esto enlaza con la tendencia de 2020 que ha terminado de acelerar y lanzar algunos hábitos que han llegado para quedarse. Una vez más, han adquirido especial protagonismo la formación continua, el reciclaje profesional y la apuesta por la innovación como herramientas para combatir la situación social y económica en la que nos encontramos. Y eso, gracias a los Work Café en abierto, ha sido posible en todo momento.

Una vocación de seguir ayudando

Los Work Café nacen con la voluntad de ayudar a las personas, tanto en su faceta personal como profesional. Esto Concha lo conoce de cerca, ya que durante el confinamiento y el cierre de la actividad, pudo obtener asesoramiento directo desde el Work Café. Debido a su carácter de servicio esencial, las oficinas de Banco Santander siguieron abiertas durante los meses de mayores restricciones durante el estado de alarma, prestando asistencia a sus clientes en aquellos momentos de incertidumbre, algo que para Concha, y para muchas otras personas, fue motivo de tranquilidad: “Por ejemplo, nos dieron asistencia cuando más lo necesitamos, avisándonos con los créditos ICO”.

“En su nombre, el Work Café tiene la clave de todo: el work. Sin trabajo no saldremos adelante. Es momento de arrimar el hombro. Necesitamos soluciones y, para conseguirlas, tiene que haber grandes equipos. Y aquí, en el Work Café, lo hay. Hay un equipo de diez”, concluye Concha.