Treinta esquiladores uruguayos provocan un brote con 43 casos en Extremadura, sospechosos de cepa brasileña

Han estado en contacto con 34 explotaciones ganaderas de nueve localidades de la región y puede tener ramificaciones en Aragón, Andalucía y Portugal

Imagen de archivo de un esquilador de ovejas en Ciudad Rodrigo, Salamanca
Imagen de archivo de un esquilador de ovejas en Ciudad Rodrigo, Salamanca

El Servicio Extremeño de Salud (SES) conocerá este lunes si la cepa del brote asociado al grupo de esquiladores uruguayos que han dado positivo por covid en Extremadura, y que acumula ya 43 casos, corresponde a la variante brasileña.

Según el consejero de Sanidad, José María Vergeles, los esquiladores uruguayos entraron en España por el aeropuerto de Madrid-Barajas el pasado 1 de abril y de ahí un grupo de 30 trabajadores se trasladó en autobús a Extremadura, desde donde algunos de ellos viajaron a Portugal.

El primer positivo se comunicó el 11 de abril y dos días más tarde el segundo, que correspondía a un contacto estrecho del primero, por lo que se le hicieron las pruebas a toda la cuadrilla, lo que permitió detectar el brote, que en la actualidad contabiliza 43 positivos, según ha informado este domingo a Efe fuentes de la Consejería de Sanidad.

Vergeles ya advirtió de la dimensión del brote vinculado a este grupo de esquiladores, contratados por un empresario extremeño, dado que han estado en contacto con 34 explotaciones ganaderas de nueve localidades de la región y por tener posibles ramificaciones en Aragón, Andalucía y Portugal, debido al contacto entre las cuadrillas en el autobús tras su llegada al aeropuerto de Madrid.

El responsable de la sanidad extremeña ha recordado que, en cualquier caso, se trata de una alerta nacional que ya está en la Dirección General de Salud Pública y que el brote se controla “adecuadamente”, gracias a la colaboración de los alcaldes y a la buena respuesta del protocolo diseñado para prevenir la infección de los temporeros del campo durante las campañas agrícolas.

Actualmente, los contagiados se encuentran alojados y confinados en unas viviendas de Navalvillar de Pela (Badajoz), donde están recibiendo asistencia sanitaria y de manutención y donde fijaron su residencia provisional a su llegada a Extremadura.

El SES está realizando cribados masivos entre los vecinos de esta localidad pacense, el primero de ellos este sábado con 236 test de antígenos, todos ellos negativos.

Las pruebas de detección se continuarán realizando hasta el próximo martes en este mismo municipio, a las que se sumarán otros cribados masivos programados también el martes en La Coronada y el miércoles en Entrerríos. Efe