Llega la gran borrasca ‘Lola’ a España

La influencia de de este frente atlántico se notará a partir de la tarde de este viernes y se prolongará hasta el lunes o martes de la próxima semana

Una mujer camina bajo su paraguas durante un día lluvioso y con rachas de viento en  Sevilla
Una mujer camina bajo su paraguas durante un día lluvioso y con rachas de viento en SevillaMaría José López Europa Press

La profunda borrasca atlántica Lola, así nombrada por el Instituto Portugués del Mar y de la Atmósfera (IPMA), inestabilizará la atmósfera en amplias zonas de España durante este fin de semana, aunque no serán precipitaciones abundantes en general y se espera algunas rachas fuertes de viento por el sur peninsular.

La influencia de Lola se notará en España a partir de la tarde de este viernes y se prolongará hasta el lunes o martes de la próxima semana, según apuntó este miércoles a Servimedia el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo.

“No habrá un temporal importante de viento en España. Puede haber algunas rachas fuertes por el sur, o incluso muy fuertes, pero nada generalizado. Lo principal van a ser las lluvias porque serán muy generales”, añadió.

Del Campo precisó que las lluvias asociadas al episodio de inestabilidad meteorológica vinculado a la borrasca Lola comenzarán a últimas horas del viernes. “El día con más cantidad de lluvia y que afectará a una mayor extensión del territorio será casi seguro el domingo”, apostilló.

Este miércoles se esperan chubascos tormentosos en el noreste peninsular y Baleares, con posibilidad de que sean localmente fuertes en el norte de Navarra, de Aragón y de Cataluña, así como en zonas litorales de la Comunidad Valenciana y del archipiélago balear. También pueden ser fuertes en el entorno del Sistema ibérico, el sur de Aragón y el norte de la Comunidad Valenciana.

Además, un frente asociado a una borrasca se aproximará a la península por el oeste y dará lugar a últimas horas de este miércoles a chubascos tormentosos en las zonas occidentales de Castilla y León, Andalucía y Castilla-La Mancha, así como en Extremadura. Las temperaturas bajarán ligeramente en muchas zonas y subirán en la cornisa cantábrica.

En cuanto a este jueves, el avance de ese sistema frontal -que nada tiene que ver con Lola, la cual influirá a partir del viernes- hará que las precipitaciones vayan extendiendo de oeste a este y aparecerán en buena parte de la península y Baleares. En general, serán dispersas y poco importantes, aunque en la Comunidad Valenciana y Baleares podrían ser localmente fuertes o persistentes. La zona con menos probabilidad de lluvia será el litoral cantábrico.

Las temperaturas ascenderán este jueves por el extremo occidental peninsular y descenderán en el área mediterránea, en esta última zona debido a la abundante nubosidad y a las precipitaciones.

Fin de semana

Por otro lado, el viernes será “una jornada de relativa tregua en lo meteorológico”, según Del Campo. No obstante, habrá restos de inestabilidad por el oeste peninsular, con chubascos dispersos a primeras horas y que cesarán pronto.

Mientras tanto, un frente asociado a la profunda borrasca Lola se irá acercando por el oeste, con lo que por la tarde lloverá débilmente por allí, con algunos chubascos tormentosos en Galicia, Asturias, el oeste de Castilla y León, y Extremadura. No se descarta que a últimas horas aparezca la lluvia en el resto de la mitad occidental peninsular.

Además, Lola enviará vientos de componente sur, que, junto con los cielos menos nubosos que el jueves, hará que suban las temperaturas, especialmente por el noreste peninsular, con un ascenso de seis a ocho grados en apenas 24 horas.

“A orillas del Cantábrico se rondarán los 25 grados. Los valores más elevados estarán en el valle del Guadalquivir, con unos 28 grados en puntos de la provincia de Sevilla”, comentó Del Campo.

A lo largo del fin de semana, la borrasca Lola se irá aproximando hacia el suroeste peninsular. Así, el sábado se esperan precipitaciones en buena parte del sur y el oeste, que podrán ser localmente fuertes o persistentes en el entorno del Sistema Central.

Las precipitaciones llegarán el domingo al noreste peninsular, en una jornada con lluvias generalizadas y abundantes en buena parte de España, y que serán localmente fuertes o persistentes en puntos de la Comunidad Valenciana, el centro y Andalucía. No se descarta que llueva este fin de semana en Baleares, aunque de forma débil y dispersa.

Respecto al viento, soplará del este y del sureste el sábado, con algunas rachas fuertes en el extremo sur y sureste peninsular. “Lo que sí hará ese viento será traer polvo en suspensión del continente africano, con lo que muchas de las lluvias del centro y sur peninsular, así como en el área mediterránea, podrán ir acompañadas de barro”, apuntó Del Campo.

El viento podría intensificarse el domingo con rachas muy fuertes, superiores a 80 o 90 km/h, en los litorales del sur peninsular y sierras del sureste. “En principio, no parece que esta borrasca vaya a traer un temporal de viento generalizado en nuestro país”, indicó el portavoz de la Aemet.

Las temperaturas subirán este fin de semana por la noche en casi toda España, mientras que de día ascenderán por el norte el sábado y el domingo bajarán en general. “Serán temperaturas algo frescas para la época en el área mediterránea y más cálidas de lo normal en el Cantábrico”, subrayó Del Campo.