Salud

Las pastillas para el tratamiento en casa del coronavirus podrían estar disponibles en seis meses

Reino Unido anuncia que está desarrollando dos antivirales que serán capaces de curar la Covid-19 con solo tomar una píldora

Una pastilla para detener el coronavirus
Una pastilla para detener el coronavirusLa RazónLa Razón

La comunidad científica coincide en señalar que el SARS-CoV-2 se convertirá en un virus respiratorio endémico como ya lo es la gripe estacional. La batalla contra la Covid-19 puede ser larga, y junto a las vacunas, serán necesarios medicamentos antivíricos, para poder atajar la pandemia y las variantes que puedan aparecer.

Es por ello, que Reino Unido, ha anunciado que quiere desarrollar, si es posible antes de seis meses, dos antivirales que sean capaces de curar el coronavirus con solo tomar una pastilla. El objetivo es tener al menos dos tratamientos efectivos, ya sea en forma de tableta o cápsula, que la gente pueda llevárselo a casa después de dar positivo en Sars-CoV-2 y así reducir la posibilidad de propagar el virus y acelerar la recuperación.

Para conseguirlo, Johnson ha anunciado que se ha creado un “grupo de trabajo de antivirales” parecido al que planificó la estrategia de vacunación para descubrir “nuevas medicinas” que permitan tratar el coronavirus y contribuir a desarrollar ensayos clínicos. “Esto significa que si das positivo en un test, podría haber una pastilla para detener el virus y reducir significativamente las posibilidades de que la infección se convierta en una enfermedad más severa”, ha explicado Johnson.

El asesor científico de Reino Unido, Sir Patrick Vallance, ha asegurado que los antivirales “reforzarían el impacto del programa de vacunas y serían más fáciles de distribuir que los medicamentos antivirales tradicionales”. Remdesivir se usa en algunos países para tratar la Covid-19, pero el medicamento debe administrarse por vía intravenosa en el hospital. Otro tratamiento, la dexametasona, se administra mediante tabletas o inyecciones y se le atribuye haber salvado aproximadamente 22.000 vidas en el Reino Unido y un millón en todo el mundo.

“La velocidad a la que se han identificado y desplegado las vacunas y terapias como la dexametasona contra la Covid-19 ha sido fundamental para la respuesta pandémica”, dijo Vallance. “Los antivirales en forma de pastillas son otra herramienta clave en la respuesta. Podrían ayudar a proteger a quienes no están protegidos o no son elegibles para las vacunas. También podrían ser otra capa de defensa frente a nuevas variantes de preocupación”.

El gobierno británico quiere que los dos medicamentos estén listos para otoño, antes de un posible aumento de los casos durante el invierno. Los principales expertos en salud de Gran Bretaña han reiterado que no se podrá erradicar la Covid-19 y que la enfermedad tendrá que tratarse como la gripe mediante las vacunas regulares y otros tratamientos. “Todos los días, la ciencia nos ayuda a volver a la normalidad y creo que los tratamientos antivirales pueden desempeñar un papel importante”, dijo Johnson. “Podrían proporcionar otra defensa vital contra cualquier aumento futuro de infecciones y salvar más vidas”.

Johnson aseguró que el grupo de trabajo sobre antivirales cuenta con diversos candidatos a nuevos tratamientos, aunque rehusó especificarlos y comentó que algunos de ellos tienen nombres que “parecen divinidades aztecas”.

Los científicos de la Universidad de Oxford que desarrollaron la vacuna AstraZeneca comenzaron a trabajar a principios de este año en una versión basada en píldoras, mientras que la firma británica de biotecnología iosBio también está trabajando para convertir las vacunas líquidas sensibles a la temperatura en píldoras mucho más estables.

Las tabletas o los aerosoles nasales podrían proporcionar una respuesta inmune más específica, superar la necesidad de almacenamiento y transporte a temperaturas bajo cero, distribuirse mucho más rápido, ayudar a las personas que temen a las agujas e incluso enviarse por correo como vacuna de refuerzo.