Una nueva técnica permite analizar el corazón en menos de un minuto con una resonancia

Ha sido probada con éxito en más de cien pacientes con patologías cardiacas

Visualización en tres dimensiones de los estudios de anatomía, función y caracterización del corazón que se han obtenido con la nueva tecnología.
Visualización en tres dimensiones de los estudios de anatomía, función y caracterización del corazón que se han obtenido con la nueva tecnología.EFE

Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y Phillips han desarrollado una técnica revolucionaria que permite realizar una resonancia magnética cardiaca en menos de un minuto. Esta resonancia magnética ultra rápida, denominada ESSOS, hace posible una evaluación precisa de la anatomía y la función del corazón y, además, reduce los costes e incrementa la comodidad del paciente.

Según informa el CNIC ha sido validada en más de cien pacientes con patologías cardiacas diversas. Los resultados acaban de ser publicados en JACC: Cardiovascular Imaging, la revista de mayor impacto mundial en el campo de la imagen cardiaca. El CNIC recuerda que la resonancia magnética es la técnica idónea para estudiar la anatomía, función y hasta composición celular del corazón.

Además, permite explorar este órgano de manera no invasiva y sin radiación. Y a pesar de que la gran mayoría de los hospitales dispone de equipos de resonancia magnética, su uso para el estudio del corazón de pacientes es limitado. La principal causa es el tiempo necesario para realizar un estudio completo, señala en un comunicado la doctora Sandra Gómez-Talavera, investigadora del centro, cardióloga en la Fundación Jiménez Díaz y primera firmante del trabajo.

“Un estudio completo precisa de entre 45-60 minutos, un periodo que por su extensión hace que muchos pacientes no terminen la prueba debido a la incomodidad o malestar que les provoca”, asegura. Por otro lado, los equipos de resonancia magnética de los hospitales realizan otro tipo de estudios, no solo de corazón, lo que dificulta todavía más la realización de estudios cardiacos de tan larga duración.

Para resolver esta limitación, los investigadores del CNIC, en colaboración con Philips, han desarrollado una técnica de aceleración específica para la adquisición de estudios de RMC. Esta técnica, explica la Dra. Gómez-Talavera “permite estudiar la anatomía y función (motilidad) del músculo cardiaco, así como las áreas cardiacas que han sufrido un infarto o que tienen fibrosis. Asimismo –añade- incorpora la posibilidad de analizar toda la caja torácica en 3D y, mediante algoritmos matemáticos, focalizarse únicamente en el corazón y los grandes vasos (parte móvil), con lo que se reduce el tiempo del estudio”.

“Hemos demostrado en un grupo numeroso de pacientes que la resonancia cardiaca obtenida con esta nueva tecnología obtiene los mismos parámetros que la técnica habitual, pero reduciendo en más de un 90% el tiempo que el paciente tiene que estar dentro de la máquina”, afirma el Dr. Borja Ibáñez, director del Departamento de Investigación Clínica de CNIC, cardiólogo del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz y fefe de grupo en el CIBERCV. El Dr. Ibáñez es uno de los dos líderes de este trabajo, según informa el CNIC.