La Iglesia auxilia a cuatro millones de españoles

Los centros asistenciales católicos aumentan un 71% en la última década para salir al rescate tras la crisis de 2008

Colas del hambre a las puertas de la parroquia madrileña Santa María Micaela
Colas del hambre a las puertas de la parroquia madrileña Santa María MicaelaJesús G. FeriaLa Razon

Uno de cada diez españoles reciben algún tipo de ayuda social de la Iglesia para salir adelante. Así se deduce de los datos facilitados por la Conferencia Episcopal Española a través de la Memoria Anual de Actividades que hizo pública ayer. Así, según este informe, en torno a cuatro millones de personas fueron atendidas en los 9.163 centros socio-asistenciales católicos en 2019. El estudio analiza la labor eclesial del año prepandémico, por lo que se prevé que estas cifras se hayan disparado tras la irrupción del coronavirus en nuestro país.

Así lo considera el secretario general de los obispos, Luis Argüello, que manifestó que este contexto de emergencia sanitaria, social y económica ha hecho que la Iglesia «emerja tal y como es, desde una propuesta de amor que debe hacerse cuidado, solidaridad y compañía». En esta misma línea, la directora de la Oficina de Transparencia del Episcopado, Ester Martín, apunta que, antes, durante y después de la pandemia, «la Iglesia tiene una respuesta para los dramas que hay en la calle y está presente en las carencias y en todos los problemas de la sociedad: los mayores, los que sufren en paro, los migrantes, las mujeres que sufren violencia».

Ambos presentaron en rueda de prensa esta memoria auditada por PWC que radiografía la aportación de la Iglesia a la sociedad a través de las 70 diócesis con 22.993 parroquias y 16.960 sacerdotes, los 441 institutos con 37.286 religiosos en 4.641 comunidades y las realidades laicales, que solo en las cofradías aglutinan a más de un millón de personas.

Todos ellos han hecho posible que, en los últimos nueve años, aumentaran un 71,69% los centros asistenciales de la Iglesia, un dato que deja entrever cómo la comunidad cristiana ha salido al rescate de la crisis de 2008 redoblando esfuerzos en proyectos para mitigar la pobreza, en promoción laboral, orientación familiar, rehabilitación de drogodependientes... Entre estas instituciones, destaca Cáritas, con 2,39 millones de beneficiarios, que sale adelante gracias a la entrega de 80.995 voluntarios y 5.571 trabajadores en 5.597 centros y servicios.

Los misioneros

En este mapa eclesial también se visibiliza la entrega de los 10.893 misioneros españoles presentes en 135 países. En esta mirada al exterior, cabe asimismo destacar la acción de Manos Unidas, que alcanza a 6 millones de personas como beneficiarias indirectas a través de 540 proyectos gracias a sus 5.788 voluntarios.

Esta entrega desde la gratuidad también se pone de manifiesto en el ámbito educativo. Tal y como recoge la memoria, solo los colegios concertados católicos, ahora en el punto de mira por la Ley Celaá, ahorran al Estado 3.722 millones de euros. Y es que, en los 2.564 centros educativos eclesial se forman 1,52 millones de alumnos y dan empleo a 130.925 personas.

Más allá de las actividades de puerta para afuera, el informe de la Conferencia Episcopal constata cómo más de 9,3 millones de personas asisten a misa regularmente. En total se celebran más de 9,5 millones de eucaristías al año en nuestro país y la labor de los sacerdotes se traduce en más de 30 millones de horas al año de entrega. Así, en 2019 se celebraron 175.844 bautizos, 204.618 primeras comuniones, 124.258 confirmaciones y 36.650 matrimonios.

En la memoria también se incluyen las estadísticas definitivas sobre la asignación tributaria referentes a la Declaración de la Renta que realizan los contribuyentes. En total, estos dedicaron a la Iglesia 301,3 millones de euros en el ejercicio analizado, 16 más en relación al año anterior.