Salud

Sanidad plantea a las autonomías inyectar Pfizer a los que recibieron la primera dosis de AstraZeneca

Los representantes del Ministerio han lanzado la propuesta minutos antes de iniciarse la reunión de la Comisión de Salud Pública

Un grupo de personas hace cola en un centro de vacaciones en Valladolid este martes día en el que la Comisión de Sanidad Pública se reúne para dar respuesta a los casi dos millones de españoles que recibieron la primera dosis de AstraZeneca
Un grupo de personas hace cola en un centro de vacaciones en Valladolid este martes día en el que la Comisión de Sanidad Pública se reúne para dar respuesta a los casi dos millones de españoles que recibieron la primera dosis de AstraZenecaNACHO GALLEGOEFE

Los representantes del Ministerio de Sanidad en la Comisión de Salud pública han trasladado al resto de los miembros de este órgano su propuesta de administrar la vacuna de Pfizer a los ciudadanos que han recibido la primera dosis de AstraZeneca. Así lo aseguran a LA RAZÓN fuentes presentes en la reunión, que han explicado que el Ministerio que dirige Darias ha formulado su propuesta escasos minutos de que empezara ésta, a las 18:30 de la tarde. Sanidad se ampara en los resultados del ensayo clínico del Instituto de Salud Carlos III dado a conocer hoy en el que se apunta que la combinación de los sueros de AstraZeneca y de Pfizer otorga una alta inmunidad.

Dicho ensayo ha sido objeto de fuertes críticas al haberse realizado en apenas 600 personas, una muestra muy pequeña. El empeño de utilizar Pfizer en vez de AstraZeneca para la población que recibió la primera dosis de esta última viene produciéndose desde hace semanas. En una decisión sorprendente, el Ministerio decidió desoír las recomendaciones de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que sostienen que no sólo es seguro sino, además, mejor, completar la pauta vacunal de los que recibieron Astra con otra dosis del mismo laboratorio.

Ese empeño llevó a Sanidad a encargar un estudio al Carlos III y a aplazar unas semanas la dispensación de la segunda dosis, en espera del resultado. Como ha informado este periódico, no todos los altos cargos de Sanidad piensan igual. María Jesús Lamas, la directora general de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y muy respetada en el sector farmacéutico por la buena gestión que ha hecho de su área durante la pandemia, defiende la administración de AstraZeneca, en línea con el parecer de la EMA y de la OMS. En el otro lado se encuentra la controvertida directora general de Salud Pública y jefa del mediático Fernando Simón, Pilar Aparicio.

Esta alto cargo fue la que firmó a posteriori el informe que impidió a la Comunidad de Madrid avanzar de fase durante la primera ola. Aparicio defiende a capa y espada la inyección de Pfizer. Se da la circunstancia de que la directora del Instituto de Salud Carlos III, Raquel Yotti, es una de las mentoras de Aparicio, a la que promovió. Fuentes del sector aseguran que el informe encargado al Carlos III busca dar el marchamo científico a una decisión política que, en realidad, ya estaba tomada.

Fuentes de la Comisión de Salud Pública han asegurado que la propuesta de Sanidad está generando controversia y la respuesta de algunas comunidades autónomas, que no entienden que no se quiera administrar AstraZeneca pese al aval de la EMA y la OMS.