«Manifiesto conocer el riesgo de desarrollar trombosis»

Este es el texto que tienen que firmar los menores de 60 años que optan por recibir la segunda dosis de AstraZeneca

Detalles del modelo de consentimiento informado que deberán cumplimentar quienes decidan no ponerse la segunda dosis de AstraZeneca con Pfizer
Detalles del modelo de consentimiento informado que deberán cumplimentar quienes decidan no ponerse la segunda dosis de AstraZeneca con PfizerLA RAZONLA RAZON

El Ministerio de Sanidad acordó la semana pasada completar la pauta de vacunación de los menores de 60 años que habían recibido una primera dosis de AstraZeneca contra la Covid-19 con el suero de Pfizer, una vez que se determinó que era seguro combinar vacunas. No obstante, aquellas personas que deseen recibir la segunda dosis también de AstraZeneca podrán hacerlo mediante un consentimiento informado.

En este documento, al que ha tenido acceso LA RAZÓN, las personas que rechacen la pauta heteróloga (la que ha elegido Sanidad, es decir, combinar una primera dosis de AstraZeneca con una segunda de Pfizer) deberán manifestar de manera expresa y escrita dos cuestiones. La primera es «mi rechazo a recibir una segunda dosis de una vacuna distinta de la recibida en primera dosis (siendo ésta Vaxzevria, de AstraZeneca).

La segunda, la más llamativa, consiste en manifestar la petición de recibir la segunda dosis de la farmacéutica anglosueca, indicando «ser conocedor del infrecuente riesgo de desarrollar un síndrome de trombosis con trombocitopenia», un efecto secundario grave pero no habitual que se ha detectado en unos pocos casos tras aplicar la vacuna.

Thumbnail

Para minimizar este riesgo, «en España se restringió el uso de la vacuna para las personas de 60 y más años a partir del 8 de abril», según recuerda el documento.

La administración de la segunda dosis con AstraZeneca es, no obstante, la opción que recomienda la Agencia Europea del Medicamento (EMA), por lo que la decisión de Sanidad no ha estado exenta de críticas por parte de varios gobiernos autonómicos.

En medio de la polémica las comunidades han comenzado ya a pinchar las segundas dosis a los menores de 60 vacunados con AstraZeneca. Andalucía ha sido la primera. La Junta se mostró beligerante con Sanidad y pidió en varias ocasiones que se pudiera seguir administrando la segunda dosis con el preparado de Oxford. Cádiz y Córdoba inauguraron ayer el proceso, y hoy se extenderá al resto de provincias.

El trámite se complica en el País Vasco, donde el gobierno regional ha decidido dejar «en lista de espera» a las personas que quieran completar su vacunación con AstraZeneca, renunciando a recibir la de Pfizer. De este modo, a diferencia de lo que ocurre con quienes acepten la segunda dosis de Pfizer, no se les garantizará un plazo concreto para completar su inmunización, ya que la dosis final dependerá de la «disponibilidad» o no de unidades disponibles de AstraZeneca.

Castilla y León, por su parte, ha optado por una fórmula diferente en el consentimiento, y pedirá tanto a los afectados que elijan AstraZeneca como a los que se decidan por Pfizer que firmen su autorización por escrito para el segundo suero, que empezarán a recibir a finales de esta semana.

Aunque el Departamento de Salud de la Generalitat es crítico con el protocolo impuesto por Sanidad, ha anunciado que retomará la vacunación el jueves.

Murcia ha anunciado que terminará esta semana de inmunizar a las 16.000 personas que habían recibido el primer suero de la anglo-sueca, y Extremadura hará lo propio el fin de semana. Finalmente, Baleares citará a los implicados a partir del 2 de junio.