Salud

Sanidad estudia usar Janssen en personas de 40 a 49 años

En la última actualización limitó su uso por encima de los 50 años tras los casos de trombos detectados en EE. UU

Cola para la vacuna de Janssen a los trabajadores de la recolección y distribución de la fruta de las comarcas hortofrutícolas de Aragón
Cola para la vacuna de Janssen a los trabajadores de la recolección y distribución de la fruta de las comarcas hortofrutícolas de AragónJAVIER BELVEREFE

El Ministerio de Sanidad quiere modificar de nuevo la estrategia de vacunación. En esta ocasión, el uso de las vacunas monodosis de Janssen, que ahora quiere ampliarse al grupo etario de 40 a 49 años

Según la última actualización del Ministerio de Sanidad, este fármaco se reserva para las personas mayores de 50 años debido al riesgo de trombosis. El 13 de abril, EE. UU. suspendió la utilización de esta vacuna ante la aparición de seis casos de trombosis en personas vacunadas con Janssen. Tras la evaluación de estos episodios por parte del Centro de Control de Enfermedades (CDC) y la FDA (agencia reguladora de productos sanitarios), se concluyó que los beneficios superaban a los riesgos y que el riesgo de trombosis disminuía considerablemente a partir de los 50 años.

Estos hechos retrasaron la llegada de este suero a España. Finalmente, las primeras vacunas llegaron el 22 de abril y comenzó a utilizarse en personas de 70 a 79 años. Tras acabar con este grupo, se amplió su uso para completar la vacunación de sexagenarios. Así, el 11 de mayo fue autorizada para la horquilla de 59 a 50 años. Además, se emplea en ciertos colectivos prioritarios o que tienen difícil acceso al sistema sanitario.

Hay que recordar que la vacuna de Janssen, al ser monodosis, tiene importantes ventajas desde el punto de vista de factibilidad y eficiencia y por eso se usa para inmunizar a:

  1. Colectivos vulnerables desde el punto de vista social, económico y/o laboral (como personas sin hogar, sector hortofrutícola e inmigrantes sin regularización de la situación administrativa).
  2. Personas difíciles de vacunar (grandes dependientes de difícil accesibilidad, aquellas con autismo profundo y enfermedad mental con alto riesgo de agitación por su patología de base).
  3. Personas difíciles de captar para la vacunación (trabajadores del mar que realizan pesca de altura en campañas de larga duración y población en centros de internamiento o tutelados).
  4. Cooperantes que se desplacen en misión a países de alto riesgo y personas que por razón de su actividad no se vayan a encontrar en España en las fechas de la 2ª dosis.

La última actualización de la estrategia de vacunación, ya va por la séptima, establece que para el siguiente grupo diana, los nacidos entre 1972 y 1981 se utilizarían “las vacunas que se consideren en función de la disponibilidad, el contexto de la pandemia y las evidencias”. No obstante, desde Salud Pública creen que la utilización de Janssen en las personas de 40 a 49 años daría un importante acelerón al proceso por ser una profilaxis monodosis. Además, facilitaría el proceso porque las personas no tendrían que estar pendientes de recibir una segunda dosis en vacaciones.

Los contratos de suministro de esta vacuna de Johnson&Johnson no se han cumplido. España esperaba recibir 5,5 millones de dosis entre abril y junio y hasta ahora solo ha recibido 576.000 inyectables. En total esta compañía tiene comprometidos con nuestro país 17,5 millones de vacunas antes del 30 de septiembre, aunque desde el propio Ministerio dudan de que se vaya a cumplir.