Sanidad quiere regular el ocio nocturno: discotecas hasta las 2:00 y sin baile

Las discotecas están prohibidas desde el verano pasado, pero en la Rioja la Justicia ha avalado su apertura y en Andalucía funcionan desde el final del estado de alarma

Imágenes de la sala de conciertos Moby Dick.
Imágenes de la sala de conciertos Moby Dick.Jesus G. FeriaLa Razón

Cuando el Ministerio de Sanidad decretó el fin del estado de alarma, lo hizo sin un plan B para controlar el ocio de los jóvenes, pese a que la mayoría de los brotes se dan en entornos sociales. Según el último informe de Sanidad, en la semana 20 –la del 10 al 16 de mayo, justo después del fin del estado de alarma– se notificaron 169 brotes en el ámbito social, «observándose un aumento respecto a la semana anterior». «Las reuniones familiares y de amigos continúan siendo el ámbito de concurrencia más frecuente», se advierte en el informe.

Cuando el toque de queda dejó de ser obligatorio, la ministra del ramo, Carolina Darias, se opuso rotundamente a la apertura del ocio nocturno. Darias recordó a los gobiernos regionales la vigencia de la Declaración de Actuaciones Coordinadas (DAC) aprobada el 14 de agosto de 2020 en el Consejo Interterritorial, por la que se prohíbe la apertura de discotecas y se limita el horario de las terrazas hasta la 01:00 horas.

Pese a ello, Andalucía diseñó un plan de desescalada que contempla en la primera fase la apertura de las discotecas hasta las 02:00 de la madrugada con pista de baile en exterior siempre que se utilice la mascarilla. La patronal del sector pidió extrapolar el modelo andaluz a todo el país para evitar los botellones masivos y las reuniones privadas sin ningún tipo de medida ni control de aforo. Tanto la Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos y la asociación España de Noche lamentan que se les vea como un problema cuando pueden ser parte de la solución. Defienden que se ha comprobado que cuando los locales de ocio cierran, la gente se va a fiestas incontroladas y a botellones masivos. La patronal del ocio nocturno recuerda que con todas las restricciones de aforo existentes y el mantenimiento de los protocolos podrían acoger a más de 1,5 millones de clientes cada fin de semana y evitar así botellones o fiestas ilegales.

En Barcelona este sábado se volvieron a ver las imágenes de aglomeraciones de gente joven bebiendo en la zona de la play, que obligaron a la policía a intervenir y desalojar a más de 5.000 personas. En Valencia, también las fuerzas de seguridad interpusieron más de un millar de denuncias por este motivo. Tanto los gobiernos catalanes como el valenciano todavía ven arriesgado abrir discotecas. El presidente valenciano, Ximo Puig, el único junto al balear que mantiene el toque de queda, pide «prudencia» porque el virus no ha terminado. La Generalitat de Cataluña, por su parte, está pensando en abrir la mano para Sant Joan, el 21 de junio.

En la Rioja ha sido la Justicia la que ha avalado la vuelta de las discotecas. El TSJR estimó parcialmente las medidas cautelares planteadas por el sector del ocio nocturno y permite en niveles 1 y 2 el funcionamiento de estos locales hasta las 2.00, con la única diferencia de que en nivel 1 se permite la pista de baile.

El Gobierno de Cantabria, por su parte, estudiará que las empresas de ocio nocturno puedan reabrir con licencia de bar mixto en condiciones similares a otros locales de hostelería. El horario de bar mixto que se podría aplicar a estos locales sería con cierre a las 4:00 a partir del 1 de junio

Mientras, otras regiones como Madrid y Extremadura, esperarán a la decisión del pleno del Interterritorial. Entre los temas que tratará mañana, está la flexibilización de la medida para que el ocio nocturno de todo el país opere de la misma forma. La propuesta que llevará el ministerio será la de abrir discotecas hasta las 2.00. Para que esa apertura sea efectiva hay dos condicionantes: el primero es que en las pistas no se podrá bailar, sino que en las mismas se colocarán mesas y sillas donde los clientes deberán permanecer sentados; segundo, la situación epidemiológica debe acompañar, aunque hay que esperar los umbrales que fija Sanidad.

¿Y qué dicen los expertos?

Quique Bassat, epidemiólogo de ISGlobal, considera que ya es hora de ir recuperando la normalidad. Pero, advierte que, “a los epidemiólogos nos toca ser prudentes y decir que el riesgo es alto. No me parece mal ir haciéndolo poco a poco pero hay que tener en cuenta que los usuarios de este tipo de locales son los menos protegidos”. Por otro lado, insiste Bassat, a nivel trasmisión “los botellones son ‘más seguros’, porque en interiores el riesgo es mucho más alto”. Para una apertura segura, este experto da algunas ideas: el uso de la mascarilla, fomentar la trazabilidad de los casos y vigilar a los contactos para poder siempre tener los contagios controlados.

Por su parte, Pedro Gullón, epidemiólogo y médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, afirma que el tema del ocio nocturno va a ser uno de los más complicados de gestionar en la vuelta a la normalidad de los próximos meses. “Es donde hay una mayor evidencia internacional de posibilidad de eventos super contagio, por las propias características de los locales de ocio nocturno: se habla alto, se baila, es difícil mantener la distancia, están, por lo general, mal ventilados». Aun así, considera que “va a ser una línea que se va a tener que cruzar en este camino a la nueva normalidad”.