101.000 personas participaron en el Plan de Empleo de Cruz Roja en 2020

Más de 21.000 personas accedieron a un empleo en 2020 con el apoyo de Cruz Roja, el 64% de ellas desempleados; un 33% inactivos y un 3% ocupados

Cruz Roja ha estructurado todas las atenciones en base a 41 respuestas distintas para superar las barreras y dificultades de participación en el mercado laboral
Cruz Roja ha estructurado todas las atenciones en base a 41 respuestas distintas para superar las barreras y dificultades de participación en el mercado laboralLa Razón (Custom Credit)

A lo largo del año 2020, Cruz Roja, a través de su Plan de Empleo, ha proporcionado cobertura a 101.262 personas distintas, cuyos perfiles responden a las personas más alejadas y afectadas del mercado laboral dentro del contexto actual. Supone un incremento del 17% respecto a las personas atencidas en 2019.

Del total de personas atendidas en 2020, el 65% fueron mujeres; el 64% estaban en situación de desempleo; el 33% eran inactivas y el 3% estaban ocupadas. El 38% era menor de 30 años; el 36% tenía entre 31 y 44 años y el 26% era mayor de 45 años. Según su nivel de estudios, el 33% no tenía estudios de ningún tipo; otro 33% tenía otros estudios de secundaria, el 27% había cursado la Secundaria obligatria y el 11% había estudiado en la universidad.

“El número de personas que atendimos en 2020 se ha visto incrementado por el aumento de la tasa de desempleo y la necesidad de una mayor orientación y cualificación en ocupaciones esenciales vinculadas a la pandemia. Los grupos y personas más vulnerables han sido las que más apoyos han seguido necesitando como muestran sus tasas de desempleo en relación al resto de ciudadanos y ciudadanas desempleadas”, explica Maika Sánchez, Directora del Área de Empleo de Cruz Roja Española.

Más de 5.000 voluntarios han trabajado en esta campaña de Cruz Roja FOTO: La Razón (Custom Credit)

Por ámbito territorial, Andalucía fue la Comunidad Autónoma que contó con un mayor número de participantes, 28.747 (el 28,39% del total); seguida por Madrid, con 9.314 participantes (9,20%) y Cataluña, con 8.049 (7,95%).

Cruz Roja ha estructurado todas las atenciones en base a 41 respuestas distintas para superar las barreras y dificultades de participación en el mercado laboral. “Estas iniciativas han ido desde la información sobre recursos laborales, talleres de competencias, motivación hacia nuevas profesiones, conocimiento del sector tecnológico, talleres de búsqueda de empleo a través de portales, visitas a empresas, conocer un oficio a través de la cualificación básica, intermediación laboral, etc. Todo ello para fomentar la igualdad de oportunidades de los grupos infrarrepresentados como son jóvenes procedentes de entornos socialmente desfavorecidos, personas inmigrantes y solicitantes de asilo recién llegados, personas desempleadas de larga duración, mujeres en dificultad, personas de más de 50 años, etc.”, comenta Maika.

“La metodología de trabajo ha seguido incluso en un contexto virtual o semipresencial ofrecer una ayuda e intervención intensa y personalizada, continuada y adecuada para la información, la búsqueda de empleo, el acompañamiento, la formación y el reciclaje a fin de mejorar sus perspectivas de empleo o trabajo autónomo. Reforzar en intensidad y duración acciones de activación, motivación hacia la búsqueda activa de empleo e intensificar el acompañamiento se hace más necesario al existir una mayor dificultad de acceso al empleo. En total, han sido 9.682.851 horas las que hemos dedicado a mejorar la empleabilidad de las personas, buena parte de ellas realizadas por 5.010 personas voluntarias (63% mujeres) que han colaborado en distintas iniciativas con el Plan de Empleo, lo que supone un 20% más que el año anterior”, detalla la Directora del Área de Empleo de Cruz Roja Española.

En el Plan de Empleo de Cruz Roja han participado 10.500 empresas a través de 24.800 alianzas, un número algo inferior a 2019 debido a la situación de cierre temporal o definitivo por el que atravesaron muchas de las empresas colaboradoras.

Desde el punto de vista de la prospección empresarial, “el nuevo contexto económico y sanitario nos hizo diversificar nuestra actividad tratando de incorporar o incrementar sectores que hasta el momento no estaban muy representados entre las empresas colaboradoras. En este sentido, como puede verse en la siguiente gráfica, el sector del Cuidado y la Limpieza estuvieron mucho más presentes entre las empresas contactadas desde el área de Empleo así como, en menor medida, el sector Industrial, en detrimento del sector de la Hostelería uno de los principales afectados por la situación sociosanitaria”, explica Maika.

Por último, gracias al Plan de Empleo se firmaron en 2020 un total de 49.726 contratos para 21.025 usuarios que han accedido a un empleo, lo que supone 2,4 contratos por persona. “Cada uno de ellos representa una oportunidad laboral en forma de acercamiento al mercado de trabajo, en algunos casos la primera vez, en otras la reincorporación; lo que representa un porcentaje similar al año anterior en un contexto de cierre de la economía. Es necesario que el mercado laboral avance para que genere empleos decentes y estables que permita que esos empleos generen pobreza laboral”, concluye Directora del Área de Empleo de Cruz Roja Española.