Salud

Fracasa el tratamiento con anticuerpos de AstraZeneca para detener la Covid-19

Sólo redujo el desarrollo de síntomas en un 33%, una cifra estadísticamente irrelevante

Sede de AstraZeneca en Sidney, Australia
Sede de AstraZeneca en Sidney, AustraliaDAN HIMBRECHTSEFE

La compañía anglo-sueca AstraZeneca ha anunciado este martes que el estudio de su tratamiento con anticuerpos monoclonales no ha cumplido con el principal objetivo de prevenir la infección por Covid-19 sintomática en pacientes adultos recientemente expuestos al virus.

En un comunicado, la farmacéutica con sede en Cambridge, Reino Unido, indicó que en el ensayo de su tratamiento experimental participaron mayores de 18 años que no habían sido vacunados y que habían estado expuestos a una persona con coronavirus en un periodo de ocho días.

La terapia con anticuerpos monoclonales - AZD7442- redujo el riesgo de desarrollar Covid-19 sintomática en un 33 % en comparación con un placebo, lo que no fue estadísticamente significativo, de acuerdo con la compañía.

Sin embargo, en pacientes con PCR negativa en el momento de la administración, el tratamiento redujo el riesgo en un 92% siete días después de la dosificación, lo que sugiere que el fármaco puede ser útil para prevenir los síntomas en personas que aún no están infectadas, dijo AstraZeneca.

“Si bien este ensayo no alcanzó el criterio de valoración principal contra la enfermedad sintomática, nos alienta la protección observada en los participantes con PCR negativo después del tratamiento con AZD7442”, dijo Mene Pangalos, vicepresidente ejecutivo la compañía.

La terapia con anticuerpos monoclonares pertenece a un grupo de fármacos que imitan los anticuerpos naturales que el cuerpo produce para luchar contra una infección. Los rivales Regeneron Pharmaceuticals y Eli Lilly han desarrollado terapias con anticuerpos monoclonales que han sido autorizados para su uso en los Estados Unidos para tratar a pacientes infectados con el virus.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aprobó la terapia de Regeneron y evalúa los medicamentos similares de Eli Lilly, Celltrion y uno desarrollado por GlaxoSmithKline y Vir Biotechnology.