Salud

La variante Delta avanza en Europa: ¿qué países vuelven a aplicar restricciones?

La B.1.617.2 preocupa no solo porque es más transmisible, un 60% más que la variante alfa (británica), sino también por su escape inmunitario con la primera inyección

Cntro de vacunación Covid-19 en Londres
Cntro de vacunación Covid-19 en LondresANDY RAINEFE

La variante Delta del coronavirus, registrada por primera vez en India, acecha a Europa. Algunos expertos vaticinan que en España se convertirá en la variante dominante a final de mes, como ya lo es en el Reino Unido donde representa el 99% de los nuevos casos. La B.1.617.2 preocupa no solo porque es más transmisible, un 60% más que la variante alfa (británica), sino también por su escape inmunitario con la primera inyección. A pesar de los buenos datos de la campaña de vacunación, varios gobiernos han tenido que volver a implantar restricciones en sus territorios ante el avance de la nueva mutación del virus.

El Reino Unido decidió posponer cuatro semanas, hasta el 19 de julio, el fin del desconfinamiento, que debía producirse hoy, 21 de junio. Esta era la fecha marcada en rojo para que los ciudadanos británicos recuperaran la normalidad, reabrieran discotecas, permitieran la entrada ilimitada de personas en teatros, cines y eventos deportivos así como para eliminar la distancia social y la obligación de llevar mascarillas en lugares cerrados. El asesor del Gobierno británico, Adam Finn, aseguraba este sábado que una tercera ola de infecciones está “definitivamente en camino” en el país. Finn admitió que ahora mismo “hay una carrera entre el programa de vacunación (particularmente para suministrar a las personas más mayores las segundas dosis) y la tercera ola de la variante Delta, que está acelerando los contagios”.

En Portugal, la variante Delta ya representa más del 60 % de los nuevos casos en la región de Lisboa y Valle del Tajo, donde la preocupante subida de los contagios ha obligado a las autoridades portuguesas a tomar medidas más estrictas, como un cierre perimetral los fines de semana. El empeoramiento de la pandemia ya se he hecho notar en los hospitales, donde hay casi 400 personas ingresadas con el virus, la cifra más elevada en dos meses. La incidencia a 14 días se ha duplicado desde mayo y actualmente ronda los 100 casos por 100.000 habitantes a nivel nacional, mientras que en el municipio de Lisboa supera los 300. La capital no avanzó de fase en la última revisión del plan de desconfinamiento y se prevé que esta semana pueda incluso retroceder a una fase anterior, con mayores restricciones a la actividad económica.

Bélgica anunció ayer que prohibirá la llegada de viajeros que no sean de países de la Unión Europea desde el Reino Unido y desde otros estados, entre los que figuran siete latinoamericanos, para intentar limitar la propagación de la variante Delta. El Reino Unido y Georgia son los únicos dos países de Europa que figuran en la lista de 27 estados afectados por este cierre de las fronteras belgas que entrará en vigor el 27 de junio como muy tarde, informó el gobierno. La lista también incluye, entre otros, a Bolivia, Paraguay, Chile, Uruguay, Colombia, Argentina, Perú, Bosuana, la República Democrática del Congo, Jordania, Catar, Nepal, Trinidad y Tobago, Bangladés, Uganda, Zimbabue, Esuatini (Suazilandia), Lesoto, Namibia, Mozambique, Surinam y Pakistán. La variante Delta representa el 6.1 por ciento de los contagios en Bélgica, según las últimas estadísticas, pero algunos estudios estiman que el porcentaje real es mayor.

Israel ha vuelto a imponer la obligación de llevar mascarilla en algunas áreas del país después de registrar dos nuevos brotes de Covid-19 en escuelas, cinco días después de que se levantara la obligación de llevarla en todo el país. Concretamente, vuelve a ser obligatorio su uso en interiores y exteriores de las escuelas en Modiin-Maccabim-Reut y Binyamina. A estos dos municipios se suma Modiin, donde su alcalde, Haim Bibas, ordenó el sábado la vuelta a las mascarillas en los interiores de toda la ciudad. Cabe recordar, que Israel ha sido de los primeros países del mundo en retirar la práctica totalidad de las medidas adoptadas para hacer frente a la pandemia, con una de las tasas de incidencia más bajas y tras inmunizar a la mayoría de la población.