La pandemia obliga a 500.000 personas a recurrir a Cáritas

Las familias más vulnerables también han sufrido problemas de salud mental

Voluntarios de Cáritas, durante un reparto de alimentos y provisiones durante la pandemia en Cartagena
Voluntarios de Cáritas, durante un reparto de alimentos y provisiones durante la pandemia en CartagenaServicio Ilustrado (Automático) DIÓCESIS DE CARTAGENA

Medio millón de personas recurrieron por primera vez a Cáritas en España durante el año 2020 a causa de los problemas crecientes de salud, desempleo, falta de ingresos y vivienda que se han acentuado durante la crisis provocada por la pandemia. Así lo refleja la «Memoria anual de 2020 de Cáritas», que pone de manifiesto que esta organización católica ha prestado apoyo a 1,8 millones de españoles mediante una inversión de 386 millones de euros, lo que supone un alza del 15% respecto a la cifra destinada en 2019, según recoge Efe.

Cáritas ha registrado un aumento de más de 400.000 personas en el programa de recogida y asistencia, en el que se enmarcan las ayudas más básicas en materia de alimentación o asistencia sanitaria. De este programa se beneficiaron el 80% de las personas atendidas en España por la organización humanitaria en 2020, seguido del programa de familia, infancia y juventud y el de economía solidaria, que ayuda a los afectados por problemas de desempleo.

La organización humanitaria destaca que las líneas de trabajo que tuvieron mayor relevancia el pasado año fueron la alimentación, el acompañamiento a la soledad no deseada y a las personas en situación irregular, el apoyo a las personas sin hogar y los proyectos de cooperación internacional de respuesta a la pandemia.

Junto a la Memoria se han presentado los resultados del Observatorio de la Realidad Social en 2020, que lleva por nombre «Del tsunami al mar de fondo: salud mental y protección social». Concluye que la crisis de la pandemia ha golpeado con mayor fuerza a las familias más vulnerables, que han sufrido problemas de salud mental a consecuencia de las dificultades económicas y vitales acentuadas por el contexto sanitario.