Salud

Claves de la nueva normativa sobre mascarillas: dónde hay que llevarla, dónde no y otras excepciones

El próximo 26 de junio España abandona las mascarillas en los exteriores. Detallamos en qué situaciones será obligatorio su uso y en cuáles no.

Thumbnail

España se prepara para decir adiós al uso obligatorio de las mascarillas en exteriores. La modificación de la norma que flexibiliza su uso será aprobada este jueves en un Consejo de Ministros extraordinario y entrará en vigor el próximo sábado 26 de junio. A partir de esa fecha, se podrá prescindir de este elemento de protección siempre que se garantice la distancia de seguridad entre no convivientes. Pero esta decisión, no conlleva que debamos olvidarnos de ellas, ya que que su uso continuará siendo necesario en espacios cerrados o cuando pasemos por zonas concurridas.

A continuación, detallamos en qué situaciones será obligatoria la mascarilla y en cuáles no:

- La mascarilla será obligatoria en el exterior siempre que no podamos mantener la distancia interpersonal de un metro y medio con no convivientes.

- También será necesaria en eventos multitudinarios que se celebran de pie al aire libre, pero no si se celebran sentados y se respeta el metro y medio de distancia. En estos eventos se incluyen conciertos, partidos de fútbol o manifestaciones.

- Todavía no podremos prescindir de este elemento de protección en espacios cerrados públicos, como una farmacia, una biblioteca o un supermercado.

- En los transportes públicos, tanto en avión como tren, autobús o metro, sigue siendo obligatorio su uso. Sin embargo, no lo será para los pasajeros de barco y buque en su camarote y tampoco cuando estén en cubierta y se pueda mantener la distancia de seguridad.

- Dejará de ser de obligado uso en residencias y espacios institucionalizados donde el 80 por ciento de la población esté vacunada, aunque será obligada para los trabajadores de esos centros y visitantes.

- En los servicios esenciales, por ejemplo, los efectivos de un parque de bomberos no tendrán que llevarla en sus guardias si el 80 por ciento está inmunizado.

- En la piscina o la playa, donde hasta ahora era obligatoria su uso, excepto para bañarse o tomar el sol, también deja de serlo.

- La nueva norma también exime de llevarlas, como hasta ahora, a las personas que acrediten algún tipo de afección respiratoria o de enfermedad incompatible con su uso.