La melatonina reduce los efectos secundarios de las vacunas y refuerza su eficacia contra las nuevas variantes

Un estudio a nivel mundial revela que puede potenciar el efecto inmunizador

Cápsulas de melatonina
Cápsulas de melatonina

La melatonina reduce los efectos secundarios de las vacunas y refuerza su eficacia contra nuevas variantes del coronavirus, según ha puesto de manifiesto un estudio firmado por el doctor de la Clínica MARGen de Granada (España), Jan Tesarik, y el doctor de San Antonio (Estados Unidos), Russel Reiter.

En concreto, en el trabajo, publicado en el ‘Journal of SARS-CoV-2 and Coronavirus Disease’, los expertos analizan los datos sobre efectos secundarios de diferentes vacunas contra la Covid-19, que, aunque poco frecuentes, pueden ser peligrosos para la vida de los vacunados.

Se trata, sobre todo, de reacciones alérgicas severas que pueden llegar incluso hasta un shock anafiláctico. Es el caso de las vacunas de Moderna y Pfizer-BioNTech, cuyos efectos alérgicos aparecen después de la primera dosis administrada.

En este sentido, los investigadores han observado que el efecto antioxidante e inmunomodulador de la melatonina reduce el riesgo de estas reacciones. De hecho, la melatonina reduce el riesgo de una respuesta exagerada inadecuada del sistema inmunitario contra diferentes estímulos. Así, en dosis diarias de 5-6 mg por la vía oral, antes de dormir, la melatonina ejerce el efecto deseado.

Eficaz contra las nuevas variantes

Además de proteger contra las reacciones alérgicas de las vacunas, el acompañamiento de la de la vacunación con la administración de melatonina podría aumentar la eficacia de las vacunas, sobre todo contra las variantes nuevas del virus.

Actualmente existen dudas sobre la eficacia de las vacunas disponibles contra la variante Delta del virus y, además, los virus suelen mutar fácilmente creando nuevas variantes, como es el caso del virus de la gripe.

Consecuentemente existe un riesgo de que el virus de la Covid-19 se convierta en el causante de una endemia que necesitará desarrollar nuevas vacunas para cada siguiente variante. Ante esto, los investigadores aseguran que la melatonina actúa contra un amplio espectro de virus causantes de las infecciones del sistema respiratorio y es probable que no sólo pueda proteger las personas de ambos sexos contra las variantes del virus existentes sino también contra las que puedan aparecer en el futuro.

De hecho, debido a su efecto directo contra la replicación del virus, publicado por el equipo granadino, es probable que la melatonina pueda disminuir la capacidad del virus para desarrollar variantes nuevas, potencialmente más dañinas que las existentes en actualidad.

“La ausencia de efectos adversos secundarios y un beneficio adicional que se extiende a la protección de las mujeres contra la adenomiosis y la endometriosis y de las personas de ambos sexos contra diferentes tipos de cáncer son otros argumentos en favor de la utilización de la melatonina para acompañar la vacunación”, han zanjado los investigadores. Ep