Europa

Delta gana la Eurocopa

La OMS alerta de que las aglomeraciones y lo que sucede fuera de los estadios han aumentado los contagios un 10%

Aficionados ingleses cantan y bailan, en Roma, antes del partido entre Ucrania y Reino Unido
Aficionados ingleses cantan y bailan, en Roma, antes del partido entre Ucrania y Reino Unido FOTO: GUGLIELMO MANGIAPANE REUTERS

Mientras en España crece la preocupación por el aumento de los contagios entre los jóvenes, derivados de los macrobrotes relacionados con viajes de fin de curso, celebraciones y ocio nocturno, Europa mira con recelo los riesgos que suponen las aglomeraciones de aficionados en los partidos de la Eurocopa.

El futbol es la diana de todas las críticas. De hecho, en los últimos días la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha insistido en que los casos positivos han aumentado en un 10% por los viajes, la flexibilización de las medidas preventivas y la mezcla de multitudes en las celebraciones de este evento deportivo. La responsable de Emergencias de la Organización, Catherine Smallwood, ha pedido atención no solo en los partidos, sino también en lo que sucede después. “Cuando el público abandona los estadios, ¿va a bares y pubs llenos de gente a ver los partidos? Si estas mezclas de gente ocurren entre personas que no están completamente vacunadas y sigue la presencia del virus, habrá contagios”. “Son estos pequeños eventos continuos los que impulsan la propagación del virus”, añadió.

El aumento de nuevos casos se produce mientras Delta, más contagiosa que las anteriormente variantes detectadas, se extiende por Europa. Una de las claves para entender los riesgos a los que se exponen los aficionados es que las medidas de prevención varían de un país a otro. En la mayoría, el aforo permitido está al 25-30% de su capacidad. Sin embargo, desde que ha comenzado el torneo continental, se han visto estadios con aforo prácticamente completo, como el Puskas Arena de Hungría o el estadio de Wembley. Precisamente será este mítico estadio de Londres el que acogerá tanto las dos semifinales como la gran final de la competición europea.

El aumento de contagios de Delta comienza a poner en duda la asistencia de espectadores a Wembley. En las últimas horas se han identificado en Reino Unido nuevos contagios de la variante vinculados a espectadores que asistieron a eventos de la Eurocopa. Las cifras de «Public Health England» muestran un total de 161.981 casos confirmados y probables de Delta identificados en Reino Unido, lo que supone un aumento de 50.824,o el 46%, respecto a la semana anterior. En este contexto, el ministro de Interior alemán, Horst Seehofer, ha acusado a la UEFA (Unión de Federaciones Europeas de Fútbol) de ser «absolutamente irresponsable» por permitir la concentración de miles de personas en Wembley. Seehofer, también responsable de Deportes, puso de ejemplo al país germano, que ha reducido la capacidad del estadio Allianz Arena de Múnich al 20%. El recinto tiene capacidad para acoger a 75.000 personas. Sin embargo, solo llenarán las gradas 14.000 aficionados, con el objetivo de prevenir aglomeraciones.

La UEFA se ha defendido alegando que las medidas de mitigación en las sedes «están totalmente alineadas con las regulaciones establecidas por las autoridades locales de salud pública competentes», según informa Reuters.

En Escocia se han registrado 2.000 casos en personas que asistieron a los partidos del estadio de Hanpden Park de Glasgow, según publica «Public Health Scotland». También en Finlandia. Y, de fondo, la gran preocupación de una tercera ola en Europa de cara al otoño.