Salud

Israel avisa de que la eficacia de la vacuna de Pfizer no es tan alta como se pensaba

Las autoridades de Tel-Aviv sostienen que en lugar del 94% estimado en un primer momento la efectividad podría ser del 64%

Jeringuillas y viales con la vacuna de Pfizer contra el Covid-19
Jeringuillas y viales con la vacuna de Pfizer contra el Covid-19Kike Rincón Europa Press

La vacuna de Pfizer podría tener un 30% menos de efectividad frente a la variante Delta del coronavirus de lo que se pensaba. Según datos del Ministerio de Sanidad israelí y publicados por el diario Financial Times, la vacuna tiene un 64 por ciento de efectividad para detener la infección entre aquellos que están completamente inoculados, una cifra alejada del 94 por ciento que contemplaban la mayoría de estudios publicados hasta ahora sobre el fármaco.

Sin embargo, la eficacia de la vacuna gemano-norteamericana contra los casos más graves de coronavirus y las hospitalizaciones sí se mantiene sobre el 93%.

De acuerdo con los datos publicados en mayo por la Agencia Inglesa de Salud Pública, el grado de efectividad de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca contra la variante Delta era del 79%, 13 puntos inferior que con la variante Alfa, pero todavía muy por encima del 64% que apunta el informe de Tel Aviv.

El incremento de los casos en Israel pese al avanzado ritmo de vacunación ha desatado todas las alarmas. El país levantó todas las restricciones el 1 de junio. Sin embargo, los casos no han dejado de aumentar y muchos expertos culpan a la variante Delta altamente transmisible. Hasta el lunes, el país tenía casi 2.600 casos activos, más del doble que la semana anterior, aunque el ministerio indicó que solo 35 se consideraron graves.

El periódico Haaretz citó este lunes a funcionarios del ministerio que afirmaron que la secuenciación genética mostraba que la cepa Delta era responsable del 90% de los nuevos casos de Covid-19 en las últimas dos semanas.

“Las vacunas parecen ser menos efectivas”, señalaron las fuentes. “Es imperativo que los israelíes que regresan de un viaje al extranjero se sometan a pruebas cinco días después de su llegada, además de las pruebas realizadas en el aeropuerto. El ministerio también debería considerar una dosis de refuerzo para la población inmunodeprimida y de adultos mayores”, agregó.

Israel realizó una de las campañas de vacunación más rápidas del mundo. Más de 5 millones de los 9 millones de sus ciudadanos de Israel están completamente inmunizados.

Sin embargo, el aumento de los contagios alarmó al gobierno de Naftali Bennet, quien ahora ce centra en la vacunación a los adolescentes. Comenzó la semana pasada y son ya más de 100.000 los que han recibido la primera dosis.

El mes pasado, el gobierno volvió a imponer los requisitos de mascarilla para reuniones en interiores y transporte público y actualmente está considerando restricciones adicionales, incluida la reintroducción del esquema de “pasaporte verde” para aquellos que han sido vacunados o límites a las grandes reuniones públicas.