Salud

Reino Unido levanta la cuarentena para los vacunados que lleguen desde España

Mantendrá la exigencia de realizar un test antes de viajar a Inglaterra y de una PCR en los primeros dos días

Respiro finalmente para el turismo español. A partir del próximo 19 de julio, los residentes en el Reino Unido que estén con la pauta completa de vacunación no tendrán que hacer cuarentena a su regreso si han viajado a destinos de las lista naranja, entre los que se encuentra España, a excepción de Baleares que el mes pasado logró situarse en la lista verde libre de restricciones.

Eso sí, lo que seguirá siendo obligatorio serán las dos PCR o prueba de antígeno: la primera realizada, entre 72 y 24 horas previas al vuelo de vuelta y la segunda el día dos, tras la llegada.

Así lo ha detallado el ministro de Transportes, Gran Shapps, en una esperada comparecencia en la Cámara de los Comunes, donde ha ofrecido detalles sobre el sistema semáforo con el que opera Downing Street desde el mes de mayo, cuando permitió de nuevo viajes internacionales.

El ministro ha especificado, además, que los menores de 18 años tampoco tendrán que aislarse ni someterse al test del octavo día. En cuanto a los niños de entre 5 y 10 años solo deberán hacer la prueba de covid-19 del segundo día y siguen exentos de estas normas los más pequeños. Shapps puntualizó que una vacunación completa significa “que han tenido que pasar 14 días desde la segunda dosis”.

“Queremos dar la bienvenida de nuevo a los visitantes internacionales a este país y estamos trabajando para ampliar nuestro planteamiento a los vacunados procedentes de mercados importantes y destinos vacacionales para finales de verano, como Estados Unidos y la UE”, un asunto del que habrá más información “a su debido tiempo”, señaló.

Shapps ha asegurado que era consciente de lo duro que han sido los últimos meses tanto para los ciudadanos como para el sector de la aviación. “No subestimo ni por un segundo lo difícil que han sido estos últimos 16 meses para aquellos que no han podido viajar para ver a sus familiares, y para el turismo y el sector de la aviación, por supuesto, y a ningún ministro le gustaría tener que volver a coartar la libertad y pedir a los ciudadanos que no viajen”, dijo.

Durante su declaración, también ha confirmado que, desde el próximo día 19 -cuando entra en vigor la última fase de desconfinamiento en Inglaterra- el Gobierno eliminaría la actual recomendación en contra de viajar a países en la lista ámbar: “Esto implica que las personas podrán viajar por placer, negocios y para ver a su familia en países de la lista ámbar”.  Eso sí, advirtió que un país en la lista ámbar podría aún pasar a la roja”, de máximo riesgo y que obliga a hacer cuarentena en un hotel dispuesto por el Ejecutivo.

Las medidas sólo se aplican a Inglaterra, que es donde el Gobierno central tiene competencias en la materia. Escocia, Gales e Irlanda del Norte pueden establecer sus propias reglas, pero se espera que sigan la misma línea. El aeropuerto londinense de Heathrow -en tiempos pre covid uno de los más transitados de Europa- ha vuelto a utilizar sus dos pistas de aterrizaje y reabrirá su Terminal 3 el próximo día 15, cuando se prevé la reanudación de más servicios aéreos.

El pasado 24 de junio, Baleares -que el año pasado fue visitadas por ocho millones de británicos- fue incluida en la lista verde del sistema semáforo que se revisa aproximadamente cada tres semanas. Pero, a partir del 19 de julio, el turismo de toda España (un sector que representa el 12% del PIB español) podrá disfrutar ya de la llegada de británicos, que siempre han estado entre su principal clientela.

En 2019, los 18 millones de visitantes procedentes del Reino Unido supusieron un 23% del total de los turistas recibidos en España. Gastaron cerca de 18.000 millones de euros. En 2020, sin embargo, tan solo se registraron 3,2 millones de visitantes en plena pandemia. Los británicos pasaron del primer puesto del `ranking´ al tercero, por detrás de Francia y Alemania, debido a las duras restricciones impuestas por Downing Street. El 87% de la población adulta en el Reino Unido ha recibido ya la primera dosis y el 65% cuenta con la pauta completa.