Muere una mujer contagiada a la vez por dos variantes de la Covid-19

“Este es uno de los primeros casos documentados de coinfección con dos variantes preocupantes del SARS-CoV-2”

Imagen en tres dimensiones del SARS-CoV-2
Imagen en tres dimensiones del SARS-CoV-2 FOTO: Nanographics EFE

Científicos belgas investigan el caso de una mujer de 90 años que murió de coronavirus después de haberse infectado simultáneamente con dos variantes diferentes, la Alfa (británica) y la Beta (sudafricana), un fenómeno del que hasta el momento no se tenía constancia.

“Este es uno de los primeros casos documentados de coinfección con dos variantes preocupantes del SARS-CoV-2”, explicó la bióloga Anne Vankeerberghen, autora de un estudio citado en un comunicado del Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID).

La nonagenaria, sin antecedentes médicos, ingresó en un hospital de la ciudad belga de Aalsttras tras sufrir varias caídas y a su llegada dio positivo por Covid-19. En un primer momento presentaba “un buen nivel de saturación de oxígeno” y no tenía ninguna “dificultad respiratoria”. Sin embargo, “rápidamente desarrolló síntomas respiratorios agravados y murió cinco días más tarde”, explica el informe.

Tras realizar las pruebas pertinentes, el hospital descubrió que la anciana había sido infectada con dos cepas del virus SARS-CoV-2. “Las dos variantes circulaban en Bélgica en la época (marzo de 2021), así que es probable que la mujer se contagiara por dos personas diferentes. Desgraciadamente no sabemos cómo se infectó. Es difícil saber si la coinfección por dos variantes desempeñó un papel en el rápido deteriores del estado de salud de la paciente”, indicó la doctora Vankeerberghen.

Hasta la fecha, no existían casos precedentes de dos contagios simultáneos, explica la investigadora, que señala que será “crucial” seguir secuenciando y estudiando un fenómeno “probablemente subestimado”.

En enero, científicos de Brasil informaron dos casos de coinfección con dos variantes diferentes, pero según el ECCMID, la investigación no fue publicada por una revista científica.

El hallazgo se produjo a partir del estudio genético de muestras de 92 pacientes en el estado de Río Grande do Sul, en el sur de Brasil. Al menos en dos de esas muestras se registraron casos de coinfección con linajes diferentes del patógeno, uno de ellos el denominado E484K, mutación hallada inicialmente en Sudáfrica.

Los científicos afirmaron que este tipo de coinfecciones simultáneas son “preocupantes” porque en ellas se mezclan genomas de diferentes variantes que, en última instancia, pudieran resultar en una evolución del virus.