Cómo se utilizan los test de autodiagnóstico de Covid que llegan a las farmacias

Las pruebas de coronavirus se pueden adquirir sin receta desde mañana en las 22.137 farmacias españolas

El Consejo de Ministros aprobó ayer una modificación del Real Decreto 1662/2000, de 29 de septiembre, para permitir la venta test de autodiagnóstico de covid sin prescripción médica
El Consejo de Ministros aprobó ayer una modificación del Real Decreto 1662/2000, de 29 de septiembre, para permitir la venta test de autodiagnóstico de covid sin prescripción médicaLuis DíazLa Razón

Mañana no hará falta receta para comprar un test de autodiagnóstico de Covid en alguna de las 22.137 farmacias españolas. Tras varios meses negándose, el Consejo de Ministros aprobó ayer una modificación del Real Decreto 1662/2000, de 29 de septiembre, para permitir la venta de estos productos sin prescripción médica, tal y como adelantó LA RAZÓN. El Gobierno ha decidido no limitar el precio, que se espera que sea de entre seis y ocho euros para cualquiera de los dos tipos de pruebas que se podrán adquirir (de antígenos o serológica).

Su llegada será positiva para la detección del coronavirus y su control, pero surgen dos principales críticas. Teniendo en cuenta el ejemplo de otros países europeos donde se comercializan desde hace unos meses y el ritmo de vacunación, el precio parece no ir acorde a la demanda que se espera. En Alemania han pasado de costar más de 9 euros en marzo, al principio de su comercialización, a apenas 79 céntimos, según recoge el comparador de precios Idealo.

Otra de las críticas va dirigida hacia su eficacia y fiabilidad en manos de personas que no pertenecen al sector sanitario. Sin embargo, estos productos están diseñados para ser utilizados por el público general, “por lo que no necesitan conocimientos o entrenamiento especial para su empleo”, según explica la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps). Para utilizar correctamente estos productos de autodiagnóstico hay que seguir al pie de la letra los pasos descritos en el prospecto.

¿Cómo utilizar un test de antígenos en casa?

Los test de antígenos deben utilizarse en los 7 primeros días desde la infección o en los primeros 5 días desde el inicio de los síntomas. Para que los resultados sean fiables, la toma de muestras es crucial. Es tan importante introducir el hisopo bien como preparar la muestra y hacer el test inmediatamente después de tomarla.

En la caja del producto vendrá un tubo de ensayo con el líquido reactivo y un casete donde colocar la muestra y ver el resultado de la prueba. Lo primero que debe hacer es introducir el hisopo en las fosas nasales hasta la superficie posterior de la nasofaringe, a unos 2,5 centímetros. Asegúrese bien de recoger la muestra girando el vástago varias veces y sáquelo de la nariz.

Después es el momento de preparar la muestra. Introduzca el hisopo en el tubo de extracción que contiene el activo, gírelo unas 5 veces y déjelo reposar durante un minuto. Saque el bastoncillo y tape el tubo. Ya tiene la muestra preparada.

Es el momento de realizar el test. Agarre el tubo y eche tres gotas sobre el pocillo de muestra de la tira reactiva. Ahora solo queda esperar entre 15 y 20 minutos para poder interpretar el resultado.

¿Cómo interpretar el resultado de un test de antígenos de la farmacia?

Interpretar el test es lo más sencillo del proceso si se han seguido los pasos que indica el fabricante. Seguro que le recuerda a las famosas pruebas de embarazo, ya que su funcionamiento es muy similar. Hay tres posibles resultados: positivo, negativo o inválido.

Positivo: deben aparecer las dos líneas de color. Aparecen sobre la marca de test (T) y sobre la de control (C). Es posible que la línea de test aparezca con menos intensidad, pero también implica un resultado positivo.

Negativo: solo aparece marcada la línea de control (C), mientras que no deber haber rastro de la de test (T)

Inválido: si después de 15-20 minutos no aparece ninguna línea o solo sale la línea de test (T) el resultado es inválido. En este caso, habría que repetir la prueba.