Se suspenden los ensayos clínicos en humanos de la primera vacuna española

La Agencia Española del Medicamento no ha dado luz verde, aunque por ahora se desconocen los motivos

Thumbnail

La buena noticia de que el Hospital de la Paz de Madrid buscaba voluntarios para el primer ensayo clínico en humanos de MVA-COVID-19(S), la vacuna española más avanzaba que está siendo desarrollada por el equipo de Mariano Esteban y Juan García Arriaza en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC) junto con Biofabrila, ha durado poco. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) no ha autorizado su continuidad, aunque se desconocen los motivos.

La información del inicio de los ensayos partía de un tuit publicado el pasado 22 de julio por Alberto Borobia, responsable de la Unidad de Investigación Clínica y Ensayos Clínicos del Hospital de La Paz, en el que anunciaba que comenzaba la búsqueda de voluntarios sanos de entre 18 y 39 años. Una busqueda que no iba a resultar nada facil dado que las 20 personas que necesitaban para esta primera fase no podían estar vacunadas ni haber pasado la enfermedad.

Sin embargo, el Hospital de La Paz no había emitido ninguna comunicación al respecto ni pensaba hacerlo hasta que no tuviera la aprobación de la AEMPS, como confirmó el jueves a este periódico.

En el mes de enero, el Ministerio de Ciencia anunció que la vacuna de Esteban había mostrado una “eficacia del 100%” tras sus primeras pruebas con ratones modificados genéticamente para ser susceptibles al coronavirus. Este antídoto contra el Covid se basa en una versión atenuada del virus Vaccinia, que se utilizo para la erradicación de la viruela.