Sociedad

Sánchez resucita la polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía

La nueva asignatura de Valores Cívicos y Éticos, que se impartirá en Primaria, abordará los problemas morales de nuestro tiempo. Malestar por los “términos indefinidos” en la regulación de la materia que deja abierto el camino al adoctrinamiento

Thumbnail

La nueva ley de Educación, la Lomloe, ya está recurrida en los tribunales, pero el desarrollo de la nueva asignatura que se impartirá en el tercer ciclo de Educación Primaria, Valores Cívicos y Éticos, puede complicar aún más el encendido escenario educativo después de la tramitación de una ley de educación en pleno confinamiento y con enorme rechazo.

La nueva asignatura abordará los problemas morales de nuestro tiempo, lo que ya nos adentra en un terreno pantanoso, y empieza a haber malestar por los «términos indefinidos» del borrador del real decreto que se está empezando a conocer en la comunidad educativa y que desarrolla el contenido de la asignatura. Entre otras cosas porque podría dejar abierto el camino al adoctrinamiento, como ya ocurrió con la polémica materia de Educación para la Ciudadanía, con la que se llegaron a elaborar manuales para los alumnos con viñetas anticapitalistas y con parodias de Dios, lo que acabó judicializando la educación.

¿Qué debe aprender el alumno en esta materia? «Se deben afrontar cuestiones éticas de relevancia, como las referidas a la autonomía y heteronomía moral, la distinción entre ser y debe ser, la práctica e identificación de las virtudes y sentimientos morales y, en general, la reflexión en torno a los valores, principios y normas que han de orientar nuestras vidas como personas y ciudadanos», dice el borrador de proyecto de Real Decreto por el que se establece la ordenación y las enseñanzas mínimas de la Educación Primaria al que ha tenido acceso LA RAZÓN, que supone la recuperación de los tres ciclos que había anteriormente y reordena las áreas.

Uno de los «saberes esenciales» será el «autoconocimiento y autonomía moral» y se abordará la educación de las emociones, es decir, «la actitud afectiva adecuada con respecto a los valores y problemas éticos, cívicos y ecosociales que nos plantea nuestro tiempo», expone el documento.

Otro de los bloques será el denominado Desarrollo Sostenible y Ética Ambiental para que los alumnos comprendan la «compleja relación» entre nuestra forma de vida y el entorno.

El borrador que ha trascendido ha puesto en guardia a la comunidad educativa y a algunos partidos, como Vox. Su portavoz de Educación en el Congreso, Joaquín Robles, ex profesor de la asignatura Educación para la Ciudadanía que implantó Zapatero, cree que se trata de una reedición de la materia. «Es la misma asignatura, con la novedad de que se hace una introducción naturalista de la ideología del cambio climático. Es un encubrimiento de la ideología socialdemócrata mezcla del formalismo moral de Kant», asegura. La materia, organizada en tres bloques de aprendizaje, «utiliza el currículo para hacer propaganda de la ideología del Gobierno, tiene un fin adoctrinador y es una vuelta de tuerca en el modelo educador de los socialistas, que conciben la educación como su cortijo», añade.

Robles espera a ver los términos definitivos en que queda regulada la materia, pero ya ha avisado de que su partido «no lo va a dejar pasar».