La variante Delta es ya mayoritaria en toda España salvo en dos autonomías

Sólo en Extremadura y Castilla y León su presencia no supera el 50% en las muestras analizadas

Una enfermera vacuna a una embarazada en el Hospital Valle de Hebrón, de Barcelona
Una enfermera vacuna a una embarazada en el Hospital Valle de Hebrón, de Barcelona EFE

La variante Delta del virus causante de la Covid-19 -antes denominada variante india- continúa su ascenso imparable en España y ya se ha hecho dominante en casi todas las comunidades autónomas. Así lo atestigua el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES) del Ministerio de Sanidad en la última actualización sobre la situación epidemiológica provocada por las nuevas cepas.

Según expone en la misma, dicha variable es más transmisible que alfa -la británica- y provoca una ligera disminución de la efectividad de la vacuna. En nuestro país se ha ido incrementando su porcentaje en los muestreos aleatorios. Por ejemplo, en la semana 33, que transcurrió entre el 16 y el 22 de agosto, con datos de once regiones, el porcentaje de casos compatibles estimado por PCR se encontraba entre el 33,7% y el 100%. “Mediante secuenciación integrada en el sistema de vigilancia, en la semana 31, con datos de ocho autonomías, el porcentaje alcanzó un 88,1%”.

Los datos recabados por el CCAES muestran que la presencia de esta variante ha alcanzado ya el 100% de los casos analizados en Aragón, y supera el 99% en tres comunidades: Baleares (99,8%), Cantabria (99,1%) y Comunidad Valenciana (99,6%). En todas las demás regiones que aportan información supera el 90%, con excepción de Castilla y León, en donde su presencia en las muestras es de un 49,9%, y Extremadura, en donde apenas alcanza el 35,5%. La expansión de esta variante coincide con el repliegue de la británica, mayoritaria en nuestro país durante varios meses.

En la semana 33, con datos de 13 comunidades y una ciudad autónoma, se identificó en un rango de entre el 0% y el 5,5%. De ella, Sanidad recuerda que presenta un aumento de transmisibilidad y un posible incremento de la gravedad y la letalidad, así como un escaso escape de la inmunidad previa. “Fue predominante en Europa y otros países como Israel. Actualmente está cediendo parte del nicho ecológico a otras variantes”.