Salud

¿Qué es la enfermedad de Lyme y por qué ha llegado al Senado?

Compromís pide más medidas por la creciente afección. Algunos de sus síntomas pueden tardar en aparecer semanas, meses o incluso años

Sobre estas líneas, una garrapata del género Hyalomma.
Sobre estas líneas, una garrapata del género Hyalomma.

La enfermedad de Lyme es una infección de origen bacteriano que se contrae por la picadura de una garrapata y que puede ocasionar graves problemas de salud. Los primeros casos en España se diagnosticaron a finales de los años 90 y se ha ido incrementado a lo largo del tiempo, existiendo en la actualidad zonas que se consideran endémicas.

Tanto es así, que Compromís ha pedido al Gobierno más medidas para luchar contra la enfermedad de Lyme, haciendo referencia a la rápida expansión que está experimentando en comarcas valencianas como la Plana o el Maestrat. Sin embargo, también está creciendo el número de casos diagnosticados en comarcas catalanas como el Alt Empordà, en la que hay humedales que favorecen la proliferación de garrapatas.

La enfermedad de Lyme (EL) es una infección producida por la bacteria Borrelia burgdorferi y transmitida al hombre por la picadura de garrapatas de la especie Ixodes ricinus.

Está reconocida a nivel mundial y los casos detectados se registran en España mediante la clasificación CIE-10. Para diagnosticarla, los sanitarios se basan en el cuadro clínico del paciente y se ayuda de una serología para detectar anticuerpos.

Pero en muchas ocasiones resulta difícil de detectar. Primero de todo, porque los síntomas pueden presentarse meses o incluso años después de contraer la infección.

Por otro lado, las manifestaciones clínicas son muy variadas, afectando a la piel, a las articulaciones, al corazón o al sistema nervioso. Estos pueden ser, por ejemplo, cuello rígido, cansancio grave, hormigueo, entumecimiento de brazos y piernas o parálisis facial.

Estos síntomas pueden confundirse con los de otras patologías, sobre todo si la persona que los presenta no vive en una zona rural en la que la enfermedad de Lyme se considere endémica. Por esta razón desde Compromís piden al Gobierno luchar contra la infección: si no se detecta rápido, puede cronificarse.

El portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet explicó que hay zonas en las que “es imposible trabajar el campo o realizar actividades deportivas sin ver cómo se te llena el cuerpo de garrapatas. Extraerlas del cuerpo es una acción de riesgo, y cada día hay más enfermedades trasmitidas por estos animales”. Así, insisten en que “el caso de la enfermedad de Lyme es más preocupante, puesto que sus síntomas pueden tardar meses o años en aparecer, y ante la falta de síntomas no se efectúa el tratamiento que mitigaría o impediría estos efectos”..