El Supremo avala el uso del pasaporte covid en discotecas

La patronal del ocio nocturno reclama a Sanidad el modelo Ayuso. Se manifiestan hoy ante el Ministerio para exigir la reapertura de discotecas al cien por cien

Imágenes de la sala de conciertos Moby Dick.
Imágenes de la sala de conciertos Moby Dick.Jesus G. FeriaLa Razón

El pasaporte Covid servirá más que para viajar por la Unión Europea sin test ni cuarentenas. Al menos en Galicia, porque el Tribunal Supremo ha avalado que la Xunta pueda exigir este certificado de vacunación para entrar en discotecas, una medida que crea jurisprudencia y que abre la puerta a que otras comunidades puedan vetar la entrada de los no vacunados a estos locales.

El fallo que el Supremo emitió ayer es sorpresivo porque hasta ahora se había negado a que el certificado Covid pudiera ser utilizado como salvoconducto para las actividades de ocio. De hecho, el pasado agosto este mismo tribunal rechazó la intención de la Junta de Andalucía de hacer un uso similar en la hostelería.

Canarias y Cantabria también pidieron el aval de sus respectivos Tribunales Superiores para que la vacunación pudiera ser un requisito de admisión en discotecas, pero no consiguieron luz verde. Ante esta situación, Galicia daba casi por perdido su recurso ante el Supremo, teniendo en cuenta, además, que el el Alto Tribunal también había echado por tierra la pretensión de usar el llamado «green pass» para vetar el paso a los centros deportivos, como previamente habían hecho los superiores autonómicos de Canarias, Andalucía, Cantabria y Galicia.

La decisión del Supremo es un soplo de esperanza para un sector que ha aguantado 18 meses de cierre sin apenas ayudas, inferiores al 6% de su facturación, aseguran desde la patronal

Critican que mientras otras actividades se acercan a esa normalidad prepandémica, las discotecas todavía permanecen cerradas en dos comunidades o con fuertes restricciones de horarios y aforos en otras cuatro. Por eso, la patronal del ocio nocturno se plantará hoy ante la sede del Ministerio de Sanidad para pedir que se imponga el modelo Ayuso. «Nosotros vamos a manifestarnos para exigir al Consejo Interterritorial que modifique los criterios para que todas las comunidades puedan funcionar al cien por cien. Queremos que tomen las riendas y que no haya 17 reaperturas diferentes, no puede haber territorios de primera y de segunda», critica el portavoz de la asociación España de Noche, Vicente Pizcueta.

El Gobierno regional de Madrid y también el de Castilla y León han sido los únicos que han levantado completamente las restricciones debido a la buena situación epidemiológica. Castilla y León ha vuelto a nivel 1 de alerta. Por eso, el presidente Fernandez Mañueco ha decidido reabrir pubs y karaokes, cerrados desde hace más de un mes, con un 50% de su aforo en interiores y con horario ordinario, el que fije la normativa municipal. Díaz Ayuso también ha anunciado la vuelta a la normalidad en las discotecas. Podrán abrir hasta las 6:00 horas, como antes de la pandemia, aunque no se permite el consumo en barra.

En el otro lado de la balanza están las Islas Baleares, que todavía mantienen el cierre total y Cataluña, donde el Tribunal Superior de Justicia decidió hace una semana prorrogar las restricciones que solo aprueban la actividad en exteriores.

Restricciones en la cc aa por hora de cierre FOTO: Teresa Gallardo

Pasos hacia la normalidad

Por su parte, Cantabria y Aragón, tras fuertes limitaciones al sector, dan pequeños pasos hacia la normalidad. Ayer, todos los municipios cántabros pasaron a nivel 1, lo que supone la vuelta de los pubs, pero hasta las tres de la madrugada y un aforo al 50%. En Aragón, por su parte, podrán pasar de abrir a las 00:30 horas hasta las 4:00. En Galicia, Asturias, Castilla-la Mancha, Extremadura, Comunidad Valenciana, Andalucía y Canarias, se permite a las discotecas abrir hasta las 3:00. En el País Vasco, Navarra, La Rioja, y Murcia como mucho hasta las 2:00, si bien en esta última comunidad se anunció el lunes la reapertura de los interiores de los locales.

«Nos han utilizado como chivo expiatorio, pero creemos que los datos epidemiológicos ya avalan la vuelta. Esperamos que no utilicen de nuevo como excusa la llamada a la prudencia. Si se abren cines, teatros y estadios, ¿por qué no las discotecas?», apunta el portavoz de España de Noche.