García-Page: “La hostelería es nuestra mejor tarjeta de presentación”

Emiliano García-Page presidió el pasado martes los premios Gastro&Cía de LA RAZÓN, donde se entregaron una quincena de premios a representantes de la hostelería española e internacional

El presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, presidió el pasado día 28 de septiembre la V edición de los premios Gastro&Cía de LA RAZÓN, un homenaje al sector hostelero tras un año y medio de crisis sanitaria que ha azotado duramente y sin excepción a todos sus estamentos. «Lo que ha pasado en la pandemia nos debe llevar a dejar atrás los complejos como país y a sentir un orgullo legítimo y sano por él, y estamos muy orgullosos de la enorme responsabilidad que ha tenido la gente», declaró el presidente al cerrar el acto frente a los casi 200 invitados que se dieron cita en el Cigarral de las Mercedes de Toledo, un paraje inigualable con magníficas vistas a la ciudad histórica de Toledo.

García-Page y Francisco Marhuenda, director del diario LA RAZÓN, fueron los encargados de repartir una quincena de premios a chefs españoles e internacionales, así como a otros representantes del mundo gastronómico y restaurantes. Entre los galardonados se encontraban veteranos como el maestro repostero Paco Torreblanca o el cocinero Iván Cerdeño, así como profesionales en grandes del sector como el hotel Ritz Contiental Mandarin, el restaurante DiverXO o el nuevo proyecto de comida a domicilio La Gran Familia Mediterránea, del cocinero marbellí Dani García.

Brasero abre la gala

El maestro de ceremonias y presentador del Tiempo de Antena 3, Roberto Brasero, inauguró el evento y dio paso a Francisco Marhuenda, quien representó a LA RAZÓN junto a Andrés Navarro, consejero delegado. Marhuenda agradeció al sector hostelero su valentía y paciencia durante los meses pasados. «Toda España ha sufrido enormemente con la pandemia, pero el sector de la restauración y el hotelero lo ha hecho especialmente», comentó el director de LA RAZÓN.

Con más del 70% de la población ya vacunada, Marhuenda se mostró convencido de que la recuperación será muy rápida, debido a que «España es una gran nación» y ahora está con nosotros «la fuerza de la Unión Europea y su solidaridad». Por tanto animó a los presentes a disfrutar de la gastronomía española, siempre respetando las restricciones: «Ahora, gracias al enorme esfuerzo del sector sanitario y de todos los españoles, hemos de disfrutar de esta etapa que se inicia tan positiva, y disfrutarla comiendo y bebiendo bien. Siempre con moderación, eso sí», bromeó. Para finalizar, instó a todos, y especialmente a los premiados, «a hacer que se viva muy bien en España».

Milagros Tolón, la alcaldesa de Toledo, también subió al escenario para recordar la importancia de apoyar a la hostelería en estos tiempos tan complicados y reconoció el valor de celebrar eventos como este de LA RAZÓN que resalcen las bondades de la gastronomía. «Hace unos años fuimos nombrados capital gastronómica y eso supuso un antes y un después para la ciudad. Nuestra gastronomía aumentó su visibilidad hacia España y hacia el resto del mundo», resaltó.

Gastro&Cía se celebró gracias a la colaboración de la Junta de Castilla-La Mancha y al sello gastronómico Raíz Culinaria, junto al patrocinio de la Denominación de Origen de Castilla La Mancha y Adler Motor, patrocinadores de la gala.

Tras las ponencias llegó el momento de entregar los premios. Juanjo López Bedmar, chef de La Tasquita de Enfrente (Madrid), recibió el Premio a Mejor Trayectoria Gastronómica tras más de dos décadas en los fogones del restaurante que antes dirigió su padre. Iván Cerdeño, chef de El Cigarral del Ángel (Toledo), recibió el Premio a Cocinero del Año por su apuesta por la cocina tradicional toledana. Cerdeño ha sido galardonado en dos ocasiones con una estrella Michelin y recibió en 2018 el Premio Nacional de Hostelería a la Innovación.

El tercer galardón fue para Silvia García, Head Sommelier en el hotel Mandarin Oriental Ritz (Madrid): Sumiller del Año por su trabajo a cargo de la carta de vinos, unos «productos vivos» como ella los denomina por su capacidad para reunir a las personas y transmitirles sensaciones únicas y muy personales.

Pablo Osorio, fundador de Bodegas Hispano Suizas, y Rafael Navarro, viticultor, recogieron el Premio a Mejor Bodega de Cava por sus caldos Denominación de Origen de Utiel-Requena. «Apostamos por esta denominación porque creemos en el cava español», comentó Osorio.

Marta Campillo, con solo 27 años, recibió el Premio a Jefa de Sala del Año por su trabajo en el exclusivo restaurante DiverXO (Madrid). Campillo se incorporó a la plantilla con 22 años y en apenas un lustro ha logrado coordinar la sala de un restaurante con tres estrellas Michelin.

Paco Torreblanca, el reconocido repostero español, recibió el Premio a Pastelero del Año por su trayectoria de más de treinta años. Anteriormente, Torreblanca ha sido nombrado Mejor Pastelero Artesano de España y Europa. El extenso palmarés de Torreblanca no le impidió celebrar el premio que le entregaron García-Page y Marhuenda, y aseguró que lo conservará con aprecio: «Esta noche es muy especial y tendré este galardón siempre en un lugar privilegiado de mi casa», comentó.

Diego Cabrera, de los bares Salmón Gurú y Viva Madrid, recibió el Premio a Barman del Año por sus combinados de altísimo nivel. El argentino reconoció que ha pasado un año y medio complicado por la pandemia, pero afronta el futuro con optimismo: «Lo hemos pasado mal, pero hemos aguantado, hemos hecho los deberes, y volvemos con más fuerza». Acto seguido, Víctor Mora, alcalde de Sanlúcar de Barrameda, recogió en representación de su municipio el premio a Mejor Destino Gastronómico. En plena desembocadura del Guadalquivir, la ciudad cuenta con una enorme variedad gastronómica y hotelera, recordó Mora, a la que se suma el Parque de Doñana, una parada obligatoria para turistas, y sus famosas bodegas.

José Luis Fernández, chef del restaurante EntreBotas (Sanlúcar de Barrameda) y Fermín Hidalgo, director de la bodega y socio, recibieron el Premio a la Innovación en Eno-Turismo por lograr en los tres años de vida del local una muy elaborada carta de mariscos, pescados y carnes a la brasa, además de unos arroces de primera. «Solo puedo dar gracias a todos los productos que nos da nuestra tierra y que nos permiten hacer lo que hacemos sobre las brasas», dijo Fernández.

El décimo galardón fue para Javier Sanz y Juan Sahuquillo, cocineros del restaurante Cañitas Maite (Albacete), que recibieron el Premio Jóvenes Emprendedores en Gastronomía. Un premio que agradecieron en un vídeo y recogió el padre de Juan y propietario del negocio, Joaquín Sanz. Su restaurante apuesta por una carta elaborada y moderna que ya les valió el Premio Cocinero Revelación de Madrid Fusión 2021. Todo ello con un sistema de envío de comida a domicilio.

Carlos Pérez, Head of Development de La Gran Familia Mediterránea, recogió el galardón a la Mejor Propuesta de Delivery por la puesta en marcha del restaurante a domicilio del prestigioso chef Dani García, que ya reparte comida de alto nivel a hogares de seis ciudades españolas y que planea llegar a una veintena.

Jesús Segura, chef del restaurante Trivio (Cuenca), recogió el Premio a la Innovación por su reinvención de la comida tradicional de Cuenca, basada en el cereal y las leguminosas. «Una cocina de secano», como él la denomina.

Javier Goya, chef y uno de los propietarios del Grupo Triciclo, recogió el Premio al Mejor Grupo Gastronómico por sus cuatro restaurantes y su servicio de catering gastronómico, todos de cocina mediterránea.

Samuel Moreno, chef del hotel Molino de Alcuneza (Guadalajara), recogió el Premio a la Mejor Escapada Gastronómica por su molino harinero del siglo XVI transformado en hotel familiar donde sirven unas deliciosas cenas con productos locales de temporada.

Luis Arévalo, chef del restaurante Gaman (Madrid), recibió el Premio a Mejor Restaurante de Cocina Internacional por su reconocida cocina nikkei, que combina platos japoneses y peruanos –su país–, que proviene de las migraciones del siglo XIX.

A todos los premiados se dirigió el presidente García-Page al cierre del acto para reconocer el esfuerzo de modernización que ha llevado a cabo el sector gastronómico en el último cuarto de siglo, especialmente en esta época de distancia social: «El sector hostelero es uno de los que más ha avanzado en innovación en los últimos 25 años, seguramente sin que se haya reconocido lo suficiente. Si hay un sector que sabe lo que es superarse, sufrir el escrutinio diario del cliente, ese es este. Se ha convertido en una gran tarjeta de presentación para España», añadió el presidente.